Menú Buscar
El presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, consulta su teléfono móvil / EFE

Protección de Datos alerta al Gobierno catalán del riesgo de usar WhatsApp

Altos cargos de la Generalitat y algunos diputados ya han cambiado de mensajería ante el temor de filtraciones

3 min

La mensajería instantánea que utiliza el Gobierno catalán puede provocar fugas de información. Así lo asegura la Agencia Catalana de Protección de Datos (APDCAT) en un dictamen enviado a la Comisión de Asuntos Institucionales del Parlamento catalán, que desde hace meses debate sobre la seguridad y la privacidad de los servicios de comunicación que utiliza el Govern, más concretamente la mensajería WhatsApp. De hecho, altos cargos de la Generalitat y numerosos diputados ya se han pasado a otras mensajerías, a la espera de recibir instrucciones precisas.

En el mundo, más de mil millones de personas usan este sistema, cuyos datos son almacenados en servidores situados en Estados Unidos. Cuerpos policiales, jueces, consistorios y gobiernos autonómicos también se han hecho usuarios de esta mensajería que, según el citado dictamen, ha sido muy cuestionada a raíz del intercambio de datos entre WhatsApp y Facebook.

La Comisión de Asuntos Institucionales aprobó en septiembre una propuesta de resolución, impulsada por Ciudadanos, en la que se instaba al Ejecutivo catalán a buscar medios de comunicación más seguros y privados, al tiempo que se solicitaba a la APDCAT un informe completo al respecto.

Servidores emplazados en territorio de la UE

Esta agencia, que ya emitió un informe sobre la inconveniencia de que los abogados y sus clientes se comuniquen vía WhatsApp o Spotbros, no indica qué mensajería sería la más adecuada para no entrar en problemas de competencia desleal, pero ofrece algunos consejos importantes, como la necesidad de que los servidores estén emplazados en territorio de la UE, así como aplicar protocolos de cifrado o encriptación y, sobre todo, cumplir con las normas nacionales y europeas sobre protección de datos, dado que la regulación de la UE es más segura que la americana.

También señala los tres tipos de soluciones que ofrecen las empresas prestadoras de mensajerías instantánea. Una de ellas es el desarrollo de una aplicación corporativa, como tiene la Junta de Andalucía, algunas universidades o muy recientemente, el Instituto Catalán de la Salud. Este sistema “a medida” permite controlar mejor las operaciones de tratamiento de datos personales.

La APDCAT detalla la multitud de “manos” por las que pasa la información transmitida por mensajerías como WhatsApp: empresas titulares de las apps, empresas que las crean, desarrollan o comercializan, empresas relacionadas con la creación de los diferentes dispositivos (teléfonos inteligentes, tabletas…), entre otros.