Menú Buscar
El presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont (d), junto al nuevo fiscal general del Estado, José Manuel Maza, y el fiscal superior de Cataluña, Jose Maria Romero de Tejada (i), en una imagen de archivo / EFE

La promesa del fiscal general a Millo: “No dejaremos pasar ni una”

Maza explicó su voluntad de extremar la vigilancia del 'procés' al delegado del Gobierno en Cataluña, quien alerta de no caer en las provocaciones de los independentistas

3 min

Fue una reunión privada donde se abordó un asunto de gran calado: la respuesta judicial al desafío independentista. “No dejaremos pasar ni una”, aseguró el fiscal general del Estado, José Manuel Maza. Tenía como interlocutor al delegado del Gobierno en Cataluña, Enric Millo, partidario de esa contundencia, pero también de no caer en las provocaciones de los independentistas, consciente de que, en los próximos días, aumentará la gestualidad y la agitación social. Y es que comienza la cuenta atrás hacia un referéndum que las instituciones del Estado no están dispuestas a tolerar.

El pasado 24 de mayo, Maza se desplazó a Barcelona, donde protagonizó varias reuniones, entre ellas la que mantuvo con el delegado del Gobierno en Cataluña, Enric Millo. Asistió también el fiscal jefe de Cataluña, José María Romero de Tejada. Fuentes conocedoras de ese encuentro han explicado a Crónica Global que Maza expresó a Millo la voluntad de la Fiscalía general de extremar el control de todas aquellas acciones legislativas o ejecutivas relacionadas con la independencia de Cataluña que incumplan la ley.

Voces autorizadas del PP

“No dejaremos pasar ni una”, fue la advertencia que hizo el máximo representante del ministerio público. Por su parte, Millo explicó al fiscal que, por parte de los miembros del Ejecutivo, existe la consigna de no entrar en las provocaciones de los independentistas, es decir, de no avanzar las medidas que debe llevar a cabo el Gobierno cuando la Generalitat pase a la acción. Dicho de otra manera, ninguna voz autorizada ha hablado de suspender la autonomía catalana, aunque algunos sectores del propio PP así lo reclamen.

Pero a medida que se acerca la supuesta fecha del referéndum, la tensión entre el Estado y la Generalitat ha ido en aumento. El presidente Carles Puigdemont, con quien también se reunió Maza, ha asegurado que el siguiente paso consistirá en fijar la fecha y pregunta del referéndum.

El fiscal general dejó claro a Puigdemont que su obligación es perseguir los delitos y así lo comunicó en una nota de prensa. Lo que no trascendió públicamente es la conversación entre Maza y Millo. Aunque se habló de la posibilidad de emitir también un comunicado. Pero no se consideró oportuno.