Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Carteles en una manifestación contra el 25% de castellano en las escuelas catalanas, donde el 'conseller' Cambray quiere blindar la inmersión monolingüe en catalán / EUROPA PRESS

Profesores catalanes, en contra de la formación que plantea Cambray para fomentar el uso del catalán

Los docentes lamentan que la Generalitat quiera "imponer" la lengua y que priorice su fomento en vez de invertir recursos en otras necesidades que tiene el sistema educativo

4 min

Numerosos profesores catalanes se posicionan en contra del anuncio del consejero de Educación, Josep Gonzàlez-Cambray, de obligarles a hacer una formación para fomentar el uso del catalán en la escuela. El Govern quiere dotarles de “herramientas” para evitar que el alumno cambie del catalán al castellano indistintamente.

Varios docentes consultados por Crónica Global consideran que "no necesitan" formación en este sentido, teniendo en cuenta que ya la han adquirido durante su trayectoria. Lamentan que el Ejecutivo autonómico quiera “imponer el catalán a los demás” y que priorice esta cuestión en vez de invertir recursos en otras necesidades que tiene el sistema educativo.

"Imposición y castigo"

Desconocen a qué tipo de herramientas se refiere: “Como no sea la de la imposición y el castigo...”, dice el exprofesor de Historia Francisco Oya, quien fue expedientado con 10 meses de suspensión de empleo y sueldo por oponerse al adoctrinamiento escolar. Manifiesta que la intención del Govern es “presionar y amenazar con sanciones a aquellos docentes que no obliguen a sus alumnos a utilizar el catalán en las aulas”. “Quienes utilizan parcialmente la lengua castellana han sufrido represalias”, explica Oya a este medio.

Por otro lado, el profesorado también lamenta que no haya formación sobre “cuestiones importantes” como, por ejemplo, “saber cómo actuar con alumnos con Trastorno de Espectro Autista (TEA)” y sí que la haya para fomentar el catalán. Una profesora de un instituto de Barcelona avisa, además, de la falta de recursos para mejorar las condiciones de las aulas, “acabar con los barracones o revertir la cifra de abandono escolar” que, en Cataluña, está por encima de la media de España.

"La prioridad del Govern no es la calidad de la enseñanza"

En la misma línea se pronuncia el secretario general de ASPEPC-SPS, Xavier Massó, quien rechaza la obligatoriedad de esta formación. Asimismo, advierte de que los recientes anuncios del Govern evidencian sus prioridades, “muy alejadas” de las necesidades del sistema educativo. “La prioridad de Aragonès no es la calidad de la enseñanza. El problema para él no es aprender matemáticas, sino en qué lengua lo hacen”, se queja.

Por su parte, desde UGT y CCOO ven con buenos ojos cualquier formación para los docentes, pero tampoco creen que deba ser obligatoria. Lorena Martínez, representante de educación en UGT, espera tener más información de la Generalitat para conocer “con qué objetivo se va a llevar a cabo esta nueva medida, si con el fin de controlar al profesorado o controlar al alumnado”.

Invertir más recursos en otras cosas

Al igual que el resto de profesores, cree que el Govern debería invertir más recursos en otras cuestiones. Se refiere a las aulas de acogida para los alumnos recién llegados y que el Ejecutivo ha quitado de muchos colegios catalanes. Martínez las ve como una herramienta útil para que nuevos alumnos aprendan vocabulario básico, también en lengua catalana.

Por último, lamentan que se esté poniendo en el foco a los profesores cuando ya van lo “suficientemente ahogados”.