Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Pere Aragonès (ERC) saluda a Dolors Sabater (CUP) en presencia de Laura Borràs (JxCat); en sus manos está ahora el proceso independentista / EUROPA PRESS

El proceso independentista rebaja la calidad democrática de España

La fragmentación parlamentaria, los escándalos de corrupción y el bloqueo de la renovación del Consejo General del Poder Judicial causan el retroceso en el informe de 'The economist'

2 min

La fragmentación parlamentaria, los escándalos de corrupción, el bloqueo de la renovación del Consejo General del Poder Judicial y el "creciente nacionalismo en Cataluña" son algunos de los motivos del retroceso de España en el Índice de calidad democrática de 2021 publicado por The Economist. Si el año pasado España caía seis puestos hasta el 22º a nivel mundial, este año retrocede aún más, hasta el 24º, por lo que pasa de democracia "plena" a "defectuosa", por primera vez desde que se elabora este ranking. Una calificación que comparte con Sudáfrica, Israel, Estonia, Botsuana o Estados Unidos.

El informe indica que "el descenso de España es el resultado, sobre todo, de un descenso en su puntuación sobre independencia judicial, relacionado con las divisiones políticas en torno a la renovación de nuevos magistrados en el CGPJ", dice el informe en alusión al bloqueo político que ha dejado a este órgano de gobierno de los jueces en situación de interinidad desde 2018. Asimismo, "España sufre un aumento de la fragmentación parlamentaria, una letanía de escándalos de corrupción y un nacionalismo creciente en Cataluña".

Las advertencias de Bonet

Precisamente hoy, el presidente de la Cámara de Comercio de EspañaJosé Luis Bonet, ha advertido de las consecuencias negativas que tendrá para Cataluña el largo periodo en torno al ‘procés’, que ha tildado como “anómalo”. “Esto va a durar mucho”, ha lamentado Bonet, pues “en Cataluña la gente empieza a extraviarse después de vivir diez años anómalos”.