Menú Buscar
Donald Trump

El primer enredo del presidente Trump con México

El empresario utiliza Twitter para jactarse de que ha frenado el traslado de una planta de Ford al país vecino

3 min

Poco ha tardado Donald Trump como presidente electo en montar el primer enredo con México. La historia tiene como protagonista a la automotriz Ford y su planta de Kentucky. Según el empresario, su gestión ha frenado el traslado de la compañía al otro lado del muro. La realidad es que la empresa jamás habló de llevar esas instalaciones al país vecino.

La sorpresa se apoderó de los vecinos de Kentucky (Ford emplea a más de 4.000 personas en el lugar) cuando Trump afirmó en Twitter que Bill Ford, presidente de la automotriz, acababa de anunciarle que mantendrá la planta de Lincoln en su emplazamiento actual, "no en México".

Ninguna intención de cambiar

Trump, a continuación, añadió que ha trabajado muy duro con Bill Ford para mantener la planta de Lincoln en Kentucky: "¡Se lo debía al gran estado de Kentucky por su confianza en mí!". La cuestión es que Ford jamás se refirió al traslado de esa planta a México. De hecho, se comprometió un año atrás a invertir 700 millones de dólares en la nave y a producir allí el modelo Escape.

Sí pasaba por la cabeza de Ford producir el Lincoln MKC en otra planta --México, posiblemente--, pero ni siquiera esta decisión hubiera afectado negativamente a los empleados de Kentucky. Para colmo, la automotriz ha anunciado que ese modelo también se quedará en Estados Unidos.

Un matiz

"Hoy confirmamos al presidente electo que nuestra pequeña producción del Lincoln que se realiza en nuestra planta de ensamblaje de Louisville se quedará en Kentucky", señalaba el comunicado de Ford. A ese matiz se aferró Trump.

"Nos alienta que el presidente electo Trump y el nuevo Congreso busquen políticas que mejorarán la competitividad de Estados Unidos y harán posible mantener la producción de vehículos aquí en Estados Unidos", concluyó.