Menú Buscar
Lluís Prenafeta en su declaración ante el tribunal que juzga el 'caso Pretoria' / CG

Artur Mas ayudó a Prenafeta y Alavedra a cobrar comisiones ilegales

El exsecretario general de Presidencia reconoce reuniones personales con el expresident de la Generalitat para ayudar a empresarios amigos de CDC a conseguir terrenos públicos

3 min

Las reuniones se produjeron en julio del 2009. Luis Prenafeta, secretario general de Presidencia de la Generalitat de Cataluña entre 1980 y 1990 --en los Gobiernos de Jordi Pujol Soley--, ha reconocido este martes ante el juez del caso Pretoria que recurrió a Artur Mas, tal y como había avanzado Crónica Global. Pidió al expresidente del Gobierno catalán y líder de CDC que intercediese ante la empresa Espais y una compañía con sede en Terrassa (Barcelona) que pugnaban por unas obras en unos terrenos públicos pendientes de edificar.

Prenafeta ha calificado de “normales” esos contactos en su declaración. Incluso ha dado detalles sobre el contenido.

Mas se prestó a interceder en uno de los casos sobre el entonces grupo convergente en el Ayuntamiento de Cerdanyola del Vallès (Barcelona) para modificar su voto en un pleno municipal. Con el cambio, daban viabilidad a un proyecto que beneficiaba a la espera Espais, la constructora vinculada al partido nacionalista.

Reuniones sospechosas

Prenafeta también ha explicado que se reunió en el bar de un hotel con un empresario de Terrassa, con Mas y con Germà Gordó. El motivo del encuentro fue solucionar los problemas que le había planteado dicho ejecutivo.

El exsecretario general de Presidencia ha escuchado impávido las grabaciones telefónicas que constatan ese tráfico de influencias en la sala en la que tiene lugar el juicio del caso Pretoria.

Trama andorrana con el nombre de Pujol

Reconoce los hechos que le imputa la fiscal, Ana Cuenca, que le acusa de blanqueo y de tráfico de influencias. Ha manifestado que tanto en las operaciones urbanísticas que emprendieron en Sant Andreu de Llavaneras (Barcelona) como las de Badalona (Barcelona), los miembros de la trama se repartían una comisión de entre el 3% y el 4%. Él, el conseguidor Luis García Luigi y Macià Alavedra, los principales acusados del caso Pretoria.  

Prenafeta cobraba estas comisiones a través de empresas que luego desviaban el dinero a paraísos fiscales. Incluso ha relatado a la sala que había abierto cuentas en Andorra en las que aparece el nombre de Jordi Pujol Soley como “referencia”.

Todas sus declaraciones se enmarcan en un pacto no anunciado que ha alcanzado con el Ministerio Fiscal para reconocer los hechos delictivos. A cambio, la pena que se le pedirá no le llevará de nuevo a la cárcel.