Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Marta Jofra, concejal de la CUP y segunda teniente de alcalde de Vilanova i la Geltrú / AJUNTAMENT DE VILANOVA

Los presupuestos de Vilanova: o se rompe la CUP o se rompe el gobierno

Los antisistema, que forman parte del gobierno municipal, rechazan las cuentas de la alcaldesa Olga Arnau, pero no se descarta que sus tres concejales rompan la disciplina de voto

4 min

La polémica está servida en Vilanova i la Geltrú (Barcelona), donde la tensión política aumenta por momentos. El próximo lunes se votan los presupuestos municipales del tripartito ERC-Junts-CUP, y los antisistema decidieron el martes pasado en asamblea votar en contra. Está por ver que harán sus tres concejales que podrían inclinarse por votar a favor. Porque, si no lo hacen, los grandes números del consistorio del gobierno municipal presidido por la alcaldesa, Olga Arnau (ERC), del que foman parte los cupaires, no los podrá aprobar. Si votan a favor se abre un cisma en la CUP.

Olga Arnau, alcaldesa de Vila de Vilanova i la Geltrú / MONTAJE CG
Olga Arnau, alcaldesa de Vila de Vilanova i la Geltrú / MONTAJE CG

El pasado verano las tensiones en la CUP afloraron en la asamblea. Se sometió a debate seguir o no en el equipo de gobierno municipal. Ganaron los partidarios de mantener la presencia en el gobierno de Vilanova. La votación se dirimió por tres votos. Los contrarios a seguir en el equipo municipal arrancaron un compromiso a los concejales: mayor consenso en la toma de decisiones y mayor protagonismo a la asamblea.

Falta de información

Esto no parece haberse producido a tenor del comunicado de los cuperos: “El primer borrador de los presupuestos de 2022 se presentó por parte del Grupo Municipal a la militancia el pasado miércoles día 9, el mismo día que se envió a los grupos de la oposición, lo que impedía incidir en la modificación de ninguna partida antes de la discusión en el pleno”.

Es decir, la asamblea acusa a sus ediles de no facilitarles información por lo que el comunicado concluye que “hemos comprobado que algunas de las partidas presupuestadas en áreas estratégicas como vivienda y acción social no van en consonancia con el plan de choque en temas sociales que la ciudadanía necesita, en beneficio de otras partidas que consideramos prescindibles. Por estos motivos, Capgirem Vilanova i la Geltrú- CUP emitirá un voto contrario a la propuesta de presupuestos”.

Romper la disciplina de voto

Está por ver si los concejales seguirán la consigna de la asamblea. Según las fuentes consultadas, la ruptura es total y no se descarta que los tres representantes rompan la disciplina de la asamblea, lo que puede llevarlos a la expulsión. El principal partido de la oposición, el PSC, y el más votado en las últimas elecciones también se ha posicionado criticando “la falta de transparencia y participación en las decisiones del gobierno, que ha sido denunciado desde el primer día por los partidos de la oposición, pero también por las asociaciones de vecinos, entidades y colectivos que ven un gobierno alejado de la realidad”.

El PSC considera que el comunicado de la CUP “resume la ruptura del gobierno municipal que nació sin ningún proyecto y con muchas contradicciones internas, únicamente para evitar que el PSC gobernara”, y considera la posición de la asamblea de la CUP como electoralista y acusa a ERC, el partido de Arnau, “como la única responsable de un gobierno que ha fracasado”. El lunes saldremos de dudas pero o se rompe el gobierno municipal o se rompe la CUP.