Menú Buscar
El ministro de Economía, Luís de Guindos, en una imagen de archivo / EFE

El Gobierno prorrogará los presupuestos de 2017 por falta de apoyos

El Ejecutivo central esperaba contar con el amparo de varios partidos, pero la situación en Cataluña ha complicado las negociaciones

5 min

El Gobierno prorrogará finalmente los Presupuestos Generales del Estado (PGE) de 2017 por la falta de apoyos para sacar adelante las cuentas públicas de 2018. Mantendrá previsiblemente el objetivo de déficit de este año (3,1%). La prórroga de los Presupuestos se debe a la falta de apoyos del Gobierno para poder aprobar el proyecto de ley de Presupuestos de 2018, que tuvo que postergar en dos ocasiones a finales de septiembre para dar mayor margen a la negociación.

El Gobierno no puede elaborar un plan presupuestario con cambios de política fiscal o económica, por lo que previsiblemente tenga que enviar a Bruselas el mismo objetivo de déficit de este año (3,1%) para 2018.

El lunes, fecha límite

En cualquier caso, el objetivo irá recogido en el nuevo plan presupuestario. Será remitido un día después de la fecha límite marcada para su remisión (15 de octubre), según informa Europa Press.

El Ejecutivo esperaba recabar el apoyo del PP, Ciudadanos, PNV, UPN, Foro Asturias, Coalición Canarias y Nueva Canarias. Sin embargo, la situación de Cataluña ante el desafío independentista ha complicado las negociaciones.

Para las cuentas públicas de 2018, el Gobierno había acordado una rebaja del IRPF con Ciudadanos de unos 2.000 millones de euros. El pacto también recogía ayudas para la guardería, el aumento de los permisos de paternidad a cinco semanas by la equiparación salarial entre agentes de la Guardia Civil y la Policía Nacional.

El portavoz del PNV en el Congreso, Aitor Esteban, anunció en septiembre que su partido dejaba aparcados asuntos como el debate de los Presupuestos Generales del Estado para 2018 ante "la gravedad de la situación" en Cataluña.

Cuadro macroeconómico

Ante la prórroga de los Presupuestos de 2017, el Gobierno podría verse obligado a mantener el objetivo de déficit de este año por la falta de capacidad para aprobar medidas. Esta situación le permitiría reducir el déficit desde el 3,1% previsto para este año al 2,2% (unos 8.000 millones de ajuste).

El objetivo de déficit del 2,2% para el próximo año se distribuía entre una meta del 0,7% para la Administración central, del 1,1% para la Seguridad Social y del 0,4% para las autonomías, junto al equilibrio presupuestario para los entes locales. Para 2019, el objetivo es del 1,3% y para 2020 el 0,5%.

No obstante, la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, ha advertido este viernes de que si persiste el desafío independentista, la Generalitat puede poner a Cataluña "al borde de la recesión". Ha reconocido que si no hay una "pronta solución" al conflicto, el Gobierno "se vería obligado" a rebajar la previsión de crecimiento del PIB para 2018.

Crecimiento "muy prudente"

El ministro de Economía, Luís de Guindos, avanzó la semana pasada que el Gobierno remitiría a Bruselas un borrador presupuestario sin cambios en política económica. 

Según De Guindos, el borrador proyectará un crecimiento económico "muy prudente", con un porcentaje para este año "ligeramente por encima del 3%" y uno para 2018 por debajo de las estimaciones del FMI y del consenso del mercado "para que sea extremadamente prudente". "El año pasado presentamos un presupuesto sin cambios de política económica y después ya actualizamos en función del presupuesto definitivamente aprobado, eso es perfectamente factible", añadió.

En lo que respecta al empleo, el Gobierno pronosticaba en su última actualización del cuadro macroeconómico una tasa de paro del 17,4% en 2017, el 15,4% en 2018, el 13,6% en 2019 y el 11,8% en 2020. En términos de EPA, la tasa irá disminuyendo progresivamente desde el 16,5% de este año, al 14% en 2018. Bajará al 12,9% en 2019 y hasta el 11,1% en 2020.