Menú Buscar
Ada Colau en una fotografía de archivo / AYUNTAMIENTO DE BARCELONA

El Covid-19 deja un agujero de 310 millones en las cuentas de Barcelona

El ayuntamiento propone movilizar 400 millones extra para hacer frente a los gastos de la desescalada: aplazará obras como las de plaza de les Glòries

Elena Cuevas / Ignasi Jorro
3 min

Los primeros presupuestos aprobados por Ada Colau, en riesgo. El equipo de gobierno del Ayuntamiento de Barcelona ha presentado una propuesta de modificación de los presupuestos de la ciudad para hacer frente al impacto económico del Covid-19 en la ciudad. El plan del ejecutivo local, con Colau a la cabeza, consistiría en reestructurar las cuentas municipales para conseguir 400 millones que se destinarían a tapar el agujero creado por el coronavirus.

Barcelona ha sufrido unas pérdidas de 310,6 millones, según ha comunicado el primer teniente de alcalde del área económica, Jaume Collboni (PSC). "La previsión de principios de año ha saltado por los aires" y ello se refleja en las estimaciones que baraja el consistorio respecto a los ingresos. El incoming en las cuentas municipales se reduciría en 243 millones de euros.

Barcelona pide 'abrir la hucha'

Collboni ha subrayado que una de las prioridades del equipo consistorial de Barcelona es "evitar" los recortes para hacer frente a la caída de ingresos y el aumento del gasto. La solución que propone para aumentar su liquidez pasa, por consiguiente, por utilizar el remanente de tesorería de la ciudad. 

El remanente permitiría a la ciudad disponer de 160 millones para la lucha contra el Covid-19, el 40% del montante total que figura en la modificación presupuestaria --y que depende del beneplácito del Gobierno central--. El resto de este fondo sería aportado por el fondo de contingencia (60 millones), el retraso de inversiones (90 millones), la paralización de ejecuciones (65 millones), como las obras de la plaza de les Glòries, y el ahorro en "gastos no indispensables" (25 millones). 

Debate con otros partidos

Jordi Martí, concejal de Presupuesto del Ayuntamiento de Barcelona, ha explicado que el proyecto solo es una propuesta y que está abierta al debate con el resto de grupos municipales para llegar a un acuerdo. Está por ver si ERC (10 concejales) y Junts per Catalunya (5) apoyan esta modificación tal y como avalaron en el pleno de enero las cuentas que ahora se modificarán

Antes de que ello ocurra, Martí ha admitido un "cambio de prioridades" del segundo mayor consistorio de España. Este giro en el gasto debería, según él, contar con el concurso del resto de fuerzas. "Las cuentas deben basarse en mantener la capacidad económica del ayuntamiento y alcanzar el máximo acuerdo posible", ha apostillado.