Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Jordi Sànchez y Oriol Junqueras, los líderes de ERC y JxCat que protagonizan el enésimo choque por la mesa de diálogo / EE

Los presos del 'procés' podrán ir a sus casas a partir de este fin de semana

El tercer grado otorgado a los políticos independentistas condenados por el Tribunal Supremo comienza a aplicarse

4 min

Lo políticos independentistas encarcelados por el proceso independentista y el referéndum del 1-O podrán salir de prisión en régimen de semilibertad este mismo fin de semana. Así lo han sentenciado las autoridades penitenciarias de Cataluña, en relación con el tercer grado otorgado a los presos hace unos días.

Han pasado nueve meses desde el Tribunal Supremo condenó a los líderes independentistas por su implicación en el procés y su mediación sine qua non en la celebración del referéndum ilegal de 2017, aunque todos llevan más de dos años en la cárcel --Jordi Sànchez y Jordi Cuixart, los que más, dos años y siete meses--. Y a pesar de las condenas de cárcel que pesan sobre la mayoría, que van desde los 13 años (Oriol Junqueras) a los nueve años (los Jordis), las juntas de prisiones han decidido otorgarles la semilibertad

Régimen de semilibertad

¿Qué implica el tercer grado penitenciario que disfrutarán próximamente los nueve encarcelados por malversación y/o sedición? Que podrán pasar pasar la mayor parte de sus días fuera de la cárcel, a la que solo tendrán que volver durante cuatro noches. De lunes a jueves, los presos dormirán en presidio --entre ocho y 11 horas, según lo establezca el programa de cada uno de ellos, mientras que el resto del día y todo el fin de semana vivirán en libertad.

Estas características hacen que sea conocido como régimen de semilibertad o régimen abierto y suele aplicarse como medida de reinserción del penado en cuestión a la vida pública después de haber superado parte de la condena.

La 'excepción' del juez de vigilancia

El Código Civil español establece que en aquellos reos con penas superiores a cinco años, como es el caso de los políticos secesionistas, el tercer grado no debiera aplicarse hasta haber cumplido la mitad de la misma. Ello no aplicaría en la mayoría de casos de los nacionalistas catalanes, pero existe la posibilidad de que el juez de vigilancia dé su beneplácito después de haber estudiado los casos de forma pormenorizada.

Esta es la vía de la que se ha valido la justicia para permitir sus salidas de prisión, y que ha recibido críticas por parte de expertos como el profesor de Derecho Penal y Penitenciario de la Universitat Abat Oliba CEU, Arturo González de León, quien considera que refleja "un trato de favor clarísimo" del Ejecutivo catalán a sus exmiembros. Tampoco está contenta --aunque por razones completamente opuestas-- la consejera de Justicia de la Generalitat, Ester Capella, quien ha repetido en diversas ocasiones que los políticos independentistas deberían ser absueltos.

Fiscalía puede recurrir

El ministerio fiscal puede frenar este tercer grado. Entre sus posibilidades se encuentra la de presentar un recurso ante el Tribunal Supremo, lo que paralizaría la medida de semilibertad hasta que fuera resuelto.