Menú Buscar
El presidente de SCC, Josep Ramon Bosch

El presidente de Societat Civil Catalana reclama una España con “acento catalán”

Bosch quiere impulsar “la conciencia de catalanidad y la noción de un proyecto común español”, lejos de reforzar los bloques políticos enfrentados

5 min

Josep Ramon Bosch quiere contribuir a fomentar un nuevo clima, lejos de la confrontación entre bloques. El presidente de Societat Civil Catalana señala que es necesario “articular de nuevo, de forma armónica, la conciencia de la catalanidad y la noción de un proyecto común español”. Eso podría significar un instrumento político que defendiera esa posibilidad, lejos de los maximalismos del independentismo y de los partidos de aplicar el 155 a la autonomía de Cataluña.

Bosch, uno de los fundadores de Societat Civil Catalana, que fue elegido de nuevo presidente de la entidad el pasado mes de enero, ha evidenciado en los últimas semanas la intención de tender puentes. Rechazó esa aplicación del 155, renunció a ir a la concentración en la plaza Colón de Madrid, organizada por Ciudadanos, PP y Vox contra Pedro Sánchez, y se ha distanciado también de esa idea de que el Gobierno está en manos de los independentistas. Esa posición ha contrastado con la propia entidad, que emitió un comunicado matizando sus declaraciones.

Proyecto de catalanes

Ahora, Bosch insiste. Y lo ha hecho con un artículo en La Vanguardia en el que considera que se debe impulsar “un renovado relato de España que tenga también acento catalán. Eso quiere decir, por una parte, un proyecto nacional que esté protagonizado decisivamente por catalanes. Y, por otro lado, una narrativa que se exprese y explique también con los matices propios de la mentalidad y de la lengua catalanas”. Lo asegura con una pieza titulada, de forma elocuente: La catalanidad.

Cabecera de la concentración, convocada por Societat Civil Catalana, frente a la sede del Parlemento Europeo conmemorando el 39 aniversario de la Constitución Española

Una concentración de Societat Civil Catalana, en Bruselas

El presidente de la entidad que ha plantado cara al independentismo en los últimos años, realiza una reflexión de carácter colectivo, como sociedad catalana. Y señala que “las responsabilidades son compartidas”. A su juicio, “la realidad es que hoy tenemos una sociedad profundamente resquebrajada y una economía renqueante. La distancia entre la inversión extranjera en Barcelona y Madrid se ha multiplicado por cuatro (¡qué negocio para Madrid esto del procés!). Nos encontramos con una sociedad dividida por comunidades linguïsticas”, precisa Bosch.

Recuperar el catalanismo histórico

Lo que reclama Bosch es que ese catalanismo histórico se pueda recuperar, porque fue el que impulsó la España moderna, a su juicio, y el que debe ahora rehacer la ruptura que se ha producido en el seno de la sociedad catalana. Por ahora, ese espacio sigue en reconstrucción, con varias patas actuando al mismo tiempo, desde Portes Obertes al Catalanisme, hasta el partido Lliures, que dirige Antoni Fernández Teixidó

Antoni Fernández Teixidó, presidente de Lliures / EFE

Antoni Fernández Teixidó, impulsor de Lliures

El renovado relato de España debe pasar, por tanto, según Bosch, por un proyecto interno que supere los viejos esquemas del nacionalismo: “La solución al pleito político que hemos vivido no pasa por otorgar en Cataluña más competencias sobre ella misma, sino trabajar en la mejor tradición del catalanismo político, que se ha comprometido siempre con la misma intensidad por la plenitud de Catalunya y por el éxito de España”.

¿Desde Societat Civil Catalana?

Con ello, Bosch reivindica la figura de Francesc Cambó: “Con palabras de su tiempo, Cambó repetía que trabajaba siempre ‘por la libertad’ de Catalunya y por la grandeza de España”.

La cuestión es si ese ideario, esa fórmula basada en la recuperación de un cierto catalanismo la puede articular o no Josep Ramon Bosch desde Societat Civil Catalana.