Menú Buscar
Santiago Negrín, presidente de RTVC, en una foto de archivo

El presidente de RTVC denuncia este lunes ante la Fiscalía presiones por el concurso de informativos

Aseguran que han recibido presiones, insultos y descalificaciones desde otros medios de comunicación

3 min

El presidente de Radiotelevisión Canaria (RTVC), Santiago Negrín, denunciará este lunes 23 de octubre las supuestas presiones que ha recibido por parte de algunos medios de comunicación para interferir en el concurso de los servicios informativos. Según ha anunciado la Televisión Pública Canaria a través de un comunicado, Negrín se presentará ante la Fiscalía para denunciar dichas presionas, por las que ha asegurado que tenían una la "clara intención" sobre el concurso ya quue supone un montante de 144 millones de euros para quien se haga con el contrato.

Desde el ente se quiere negar "categóricamente" dicha afirmación incidiendo en que "todos los informes, memorias jurídicas y técnicas y cualquier otra información relevante se encuentra incluida en el expediente que ya cuenta con más de 3.000 folios, expediente que mañana estará en poder de un grupo parlamentario al haberlo solicitado formalmente, respondiéndole así en tiempo y forma".

Presiones con insultos y descalificaciones

Tal y como explican en el comunicado, desde el anuncio en la Comisión de Control de RTVC de los inicios de los trabajos para la licitación de los servicios informativos, RTVC y su presidente "han sido objeto de presiones por parte de algunos de medios de comunicación a través de falsos titulares, insultos y descalificaciones a su persona e informaciones sesgadas o sin contrastar, con el único objeto de afectar su integridad como órgano de contratación e interferir en un concurso público lesionando de ese modo la libre concurrencia".

Para RTVC, "resulta sorprendente que se mantenga una inaceptable presión sobre el órgano de contratación en un procedimiento administrativo ya concluso en lo que constituye una clara injerencia dirigida a deteriorar su reputación, acompañada de la amenaza de su sustitución con el fin de alterar este procedimiento de adjudicación; una presión que evidencia la estrategia seguida desde hace meses y en la que nadie, a pesar de las graves acusaciones sostenidas en el tiempo, ha acudido a día de hoy al Tribunal de Justicia competente para que sea este, y no opiniones de quienes tienen intereses en este procedimiento, quien se pronuncie".

Por todo ello, Negrín cree intolerable dichas presiones "en un Estado de Derecho sufridas tanto por él como por miembros del equipo directivo de TVPC", y pedirá amparo "para garantizar el buen desarrollo de un concurso público, velar por la libre concurrencia sin interferencias y superar así los antecedentes que han derivado en la judicialización de un importante número de contrataciones de la Televisión Pública Canaria".