Menú Buscar
El presidente de la Generalitat, Quim Torra (i), junto a su abogado, Gonzalo Boye (d), en las puertas del TSJC / EP

“President (sí) estàs sol”

Ni la inminente sentencia del Supremo ni la nueva citación de Torra ante el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña han movilizado a los activistas independentistas

3 min

“President no estàs sol” rezaban dos pancartas apostadas ante el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC) este miércoles. Y poco más. Frase irónica, por tanto, debido a la práctica ausencia de manifestantes independentistas.

Ni la inminente sentencia del Tribunal Supremo sobre la condena de inhabilitación de Quim Torra ni su nueva citación ante los jueces logró animar a los activistas secesionistas, que en los últimos años –atrás quedan los cortes de tráfico y los largos paseíllos judiciales de Artur Mas por la consulta del 9-N-- han menguado hasta concentrar a unas decenas de jubilados, población de riesgo ante el Covid y que tradicionalmente finalizaba las concentraciones desayunando --¡ojo al dato!-- en el Mesón Castellano. ¿Fue esa la causa del plante a Torra? ¿O la fatiga ante un procés agónico?

Torra recorrió un despejadísimo paseo de Lluís Companys, concretamente el tramo que une el Arc del Triomf y el Palacio de Justicia. El dirigente independentista ha comparecido ante la sala este miércoles por una segunda causa relacionada con la colocación de pancartas con carga política en la fachada del Palau de la Generalitat.

En este caso, los denunciantes son Impulso Ciudadano. La comparecencia del president tuvo una duración de tres minutos ya que el investigado se acogió a su derecho a no contestar a ninguna de las partes, según informaron portavoces del TSJC.

Simpatizantes independentistas portan una pancarta en apoyo a Torra / CG
Simpatizantes independentistas portan una pancarta en apoyo a Torra / CG

Hubo más periodistas y comitiva política que público de apoyo a Torra, que acusó la soledad de un presidente con infúlas de mártir, pero que todos los partidos, incluidos en suyo, dan por amortizado. Sin embargo, acudir a la Justicia europea como presidente simbólico para denunciar el “represivo” sistema judicial es mucho más impactante, bajo la lógica separatista, que convocar elecciones y pasar a ser ciudadanos raso, eso sí, con despacho y logística adecuada para un expresidente.

Sí estuvo arropado por vicepresidente del Govern, Pere Aragonès, de la consellera de la Presidencia y portavoz del Govern, Meritxell Budó, así como del presidente y vicepresidente del Parlament, Roger Torrent y Josep Costa, respectivamente; el vicepresidente de Òmnium Cultural, Marcel Mauri; la presidenta de l’Assemblea Nacional de Catalunya (ANC), Elisenda Paluzie; y representantes de la Associació de Municipis per a la Independència (AMI) y de JxCat, ERC, CUP, PDECat y Demòcrates de Catalunya.

El presidente de la Generalitat, Quim Torra, a su llegada al Tribunal Supremo
LA ENCUESTA ¿Cree que el Tribunal Supremo confirmará la condena de inhabilitación de Quim Torra?
Destacadas en Política