Menú Buscar
Independentistas cortan la avenida Meridiana de Barcelona / EC

Presentan 2.000 firmas contra los cortes 'indepes' en Meridiana

Los promotores de la iniciativa, Impulso Ciudadano y S’ha Acabat, lamentan que el consejero Buch opte por "proteger a los violentos" en lugar de proteger la convivencia

5 min

Impulso Ciudadano y S’ha Acabat han registrado hoy miércoles en la Consejería de Interior de la Generalitat una petición, apoyada por más de dos mil firmas, para que se ponga fin a los cortes en la Avenida Meridiana de Barcelona. Estas protestas independentistas comenzaron en octubre, tras la sentencia del Tribunal Supremo sobre el referéndum del 1-O.

firmas meridiana
Representantes de Impulso Ciudadano y S'ha Acabat presentan 2.000 firmas contra los cortes de la avenida Meridiana en la Consejería de Interior / CG

Ambas entidades habían iniciado hace dos semanas una campaña denominada Meridiana, vía libre en la que solicitaban el fin de los cortes que sufre esa importante arteria de Barcelona desde el mes de octubre por parte de grupos de nacionalistas radicales. La campaña recogió firmas tanto en una carpa situada en el lugar de los cortes como a través de la plataforma change.org.

"En estas dos semanas muchos ciudadanos mostraron su apoyo a una iniciativa que pretende que la normalidad vuelva a la Meridiana y se ponga fin a la situación de excepcionalidad que suponen los cortes diarios de esta vía de entrada a la ciudad por parte de grupúsculos que han contado con la protección de la policía y que han dado lugar ya a enfrentamientos con vecinos y ciudadanos", informas ambas entidades en un comunicado.

Un manifestante atropellado en el corte de la Meridiana / @CUPStap (TWITTER)
Un manifestante atropellado en el corte de la Meridiana / @CUPStap (TWITTER)

Precisan que "debe diferenciarse entre el derecho de manifestación, que ha de contar con las máximas garantías y protección, y el corte de vías públicas como forma de protesta. En el caso de los cortes en la Avenida Meridiana, realizados a diario por grupos reducidos de personas (y en muchas ocasiones sin haber informado siquiera a las autoridades tal como prevé la normativa sobre el ejercicio del derecho de manifestación), no nos encontramos ante el ejercicio del derecho de manifestación sino ante actitudes coactivas que pretenden alterar la vida ciudadana y limitar los derechos de circulación de los vecinos con el fin de crear un malestar que contribuya a mantener el clima de crispación que buscan los secesionistas radicales".

Añaden que la alteración de la convivencia que se deriva de tales cortes --y de la que advirtió el teniente de alcalde de Barcelona, Albert Batlle, quien envió cuatro informes al consejero Buch al respecto-- "ya ha dado lugar a actos de acoso, como el sufrido por el periodista Xavier Rius, agresiones a conductores que pretendían superar el corte impuesto por los nacionalistas y enfrentamientos de diversa consideración".

Piden datos sobre las autorizaciones concedidas

Impulso Ciudadano y S’ha Acabat consideran "especialmente grave" que ante esta alteración del orden público el Departamento de Interior de la Generalitat haya optado por proteger a los violentos que protagonizan los cortes en vez de, como era su obligación, restaurar el derecho de circulación reconduciendo las protestas a lugares que no provoquen una alteración injustificada de la vida ciudadana". En este sentido, ambas asociaciones, que ya han registrado una petición para obtener los datos relativos a las autorizaciones concedidas para estos cortes por el Departamento de Interior, continuarán trabajando "para que se depuren las responsabilidades en que pudieran haber incurrido quienes durante meses han permitido una actuación ilegal que ha causado perjuicio a la convivencia y a la vida de los ciudadanos que debían utilizar la Meridiana en el momento en el que se producían los cortes".

Impulso Ciudadano y S’ha Acabat reiteran su voluntad de trabajar "por la recuperación de la convivencia en Cataluña y piden a este respecto un diálogo profundo dentro de la sociedad catalana, a la vez que advierten que requisito previo para ese diálogo es el respeto a la ley y a las decisiones judiciales, la neutralidad de las instituciones y la garantía de los derechos de todos. Ni el acatamiento a la ley ni la obediencia a las decisiones judiciales ni el respeto a los derechos de todos pueden ser objeto de negociación o cesión. En Cataluña ha de ponerse fin a la tolerancia hacia las quiebras de la ley protagonizadas por los nacionalistas".