Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Política

Precariedad, financiación y tasas: los problemas de la universidad que Geis tapa con el catalán

Los recortes de Artur Mas todavía lastran la autonomía financiera de los centros universitarios, donde los precios de las matrículas y el volumen de profesores asociados son todavía muy altos

8 min

Aumentar el catalán en las universidades es la gran apuesta de la consejera de Investigación y Universidades de la Generalitat, Gemma Geis (JxCat), para este mandato. Un objetivo que esconde otros problemas que este sector arrastra desde los recortes aplicados en la financiación universitaria, lo que se tradujo en un aumento de las tasas del 68% y un aumento de la precariedad laboral.

Es precisamente el colectivo más vulnerable, el de los profesores asociados, donde Geis y los rectores que apoyan ese endurecimiento de la inmersión lingüística, ha puesto ahora el foco, al exigirles que acrediten el conocimiento del catalán antes del 31 de diciembre de 2022, tal como informó Crónica Global. De lo contrario, no podrán seguir ejerciendo la docencia. Los centros ofrecen formación, pero en el caso de la Universitat de Barcelona (UB), los interesados se han encontrado con la desagradable sorpresa de que no hay plazas. “Podemos garantizar que habrá plazas para todo el mundo”, aseguran fuentes de la UB a instancias de este medio

¿Cuál es la situación del profesorado asociado en la universidad catalana? Bajo el explícito título Profesorado asociado, ¿experiencia profesional o precarización?, el Observatorio del Sistema Universitario abordaba en un informe [se puede leer en este enlace] la situación en Cataluña y advertía de que, con casi un 69% de temporalidad de la plantilla de personal docente, el porcentaje de profesorado asociado crecía sostenidamente e iba camino de duplicar la media española en 2019. Destacaba la situación en la universidad Rovira Virgili (58,7%), que al igual que la de Barcelona, de Lleida y Politècnica, mostraban un crecimiento muy fuerte y superaban el límite legal de la temporalidad.

personal temporal
Análisis del profesorado asociado del Observatorio del Sistema Universitario

Bajos salarios

La situación de Cataluña no era excepcional, según ese informe, pues otras 11 comunidades autónomas también incumplían los topes. Los motivos del crecimiento del profesorado asociado se debe a cuatro factores: los límites a la tasa de reposición de personal a partir del inicio de la crisis económica; las dificultades financieras de las universidades públicas, que vieron reducir sus ingresos totales un 18,4% entre 2009 y 2016; el bajo coste (por hora de clase impartida) del profesorado asociado en comparación con el de las figuras de profesorado permanente a tiempo completo, y la no exigencia de acreditación para contratar profesorado asociado.

La financiación de las universidades catalanas arranca de los recortes que el gobierno de Artur Mas aplicó con motivo de la crisis económica hasta llegar a una situación insostenible que la Asociación Catalana de Universidades Públicas (ACUP) denunció en un comunicado en 2019. "La grave situación financiera de las universidades públicas compromete el futuro de Cataluña", advertían.

precios variacion universidades
Variación del precio de las matrículas de las universidades catalanas

Recortes

Dichos recortes no han sido completamente revertidos, aunque en los últimos presupuestos de la Generalitat, la nueva consejería de Geis ha registrado un aumento del gasto, al pasar de los 1.293 millones de 2020 (en 2021 se prorrogaron las cuentas catalanas) a los 1.477 millones.

Para la portavoz parlamentaria de PSC-Units, Alícia Romero, es necesario un plan de apoyo para aumentar la financiación y las inversiones en las universidades catalanas, invertir más recursos en políticas de investigación con el fin de alcanzar el 2,3% del PIB en inversión pública y aumentar los recursos de las becas para garantizar que ningún estudiante deje los estudios universitarios por motivos económicos.

Las matrículas, más caras

De hecho, los precios de las matrículas se fueron incrementando en Cataluña porque, ante el tijeretazo, esa era la vía para financiar los centros. Las tasas universitarias aumentaron un 68%, situando las matrículas catalanas en las más altas de España.

La situación ha mejorado, admite ese Observatorio, pero no lo suficiente. El Acuerdo de 27 de mayo de 2020, de la Conferencia General de Política Universitaria (CGPU) estableció los límites máximos para fijar los precios públicos. En el curso 2021-2022, Cataluña, Comunidad Valenciana, Extremadura y Navarra redujeron precios, pero todavía no han completado la reducción prevista en las primeras matrículas de grado.

mapa universidades
Radiografía de las universidades catalanas / ACUP

El resultado sigue siendo una gran diversidad de precios por comunidades autónomas, entre las que Cataluña destaca porque cursar estudios clasificados como de nivel de experimentalidad más alto cuesta más del doble que en la comunidad más barata (Andalucía), y Madrid destaca porque estudiar una carrera considerada de grado de experimentalidad más bajo cuesta dos veces y media lo que cuesta en la comunidad más barata (Asturias).

Reforma de la ley de universidades catalanas

Todos esos temas se están abordando en la ponencia que redacta la modificación de la Ley de Universidades Catalanas presentada como Iniciativa Legislativa Popular (ILP) y actualmente tramita el Parlament. En la memoria explicativa se indica que, en un contexto de recesión económica, el Govern aplicó políticas de reducción del gasto, rebajando la financiación de las universidades públicas, que pasó de representar un 73% de los ingresos de estos organismos en 2009 a un 60% en 2015. “Para intentar equilibrar el efecto de los recortes, se produjo el aumento de las tasas del 68%, que comenzó parcialmente la caída de ingresos públicos, que en todo este período fue del 32%”. El número de estudiantes bajó casi cinco puntos porcentuales respecto a la población de 18 años, y provocó que Cataluña pasara de ser la quinta comunidad autónoma con más estudiantes universitarios a ser la novena”. El objetivo de esa nueva norma, indican, es “poder volver a la situación en que se encontraban los estudiantes de las universidades catalanas antes de sufrir los recortes en el sistema educativo producidas a partir de la crisis económica de 2008”.