Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Un avión despega cerca del paraje natural de La Ricarda / EP

El Prat celebra el rechazo del Govern a ampliar el aeropuerto a costa de La Ricarda

El Ejecutivo comunicó ayer tras reunirse en Girona que la protección de la laguna es "una línea roja" y que la reforma del aeródromo debe obedecer al Plan Director

3 min

El alcalde de El Prat de Llobregat, Lluís Mijoler, ha celebrado este domingo la rectificación del Govern en cuanto a la ampliación del aeropuerto de El Prat. Sin embargo, le ha reclamado que actúe ante Aena para que se modifique el Documento de Regulación Aeroportuaria (DORA) o bien que se oponga a que el Consejo de Ministros apruebe este documento con su actual redactado.

En declaraciones a Catalunya Ràdio, Mijoler ha celebrado que el Govern dijera ayer que no avalará ninguna propuesta que implique "destrozar" el espacio natural protegido de la laguna de La Ricarda, un cierre de filas que se produjo tras las discrepancias internas entre sus socios afloradas el viernes. El Ejecutivo catalán, reunido ayer en una sesión trabajo en la Vall d'En Bas, aseguró que la protección medioambiental de la laguna de La Ricarda supone una "línea roja", y añadió que la reforma del principal aeropuerto de Cataluña se llevará a cabo "en los términos y condiciones que se pacten en el Plan Director". 

Mesa institucional

Mijoler ha considerado que el presidente Aragonès “debe exigir a Aena que modifique el DORA o que no lo lleven al Consejo de Ministros", dado que "no hay consenso" con el territorio. En la misma línea, ha asegurado que: "Aena ha dejado muy claro que no presentaría el acuerdo al Consejo de Ministros si no era con consenso con el territorio, por lo que el Govern lo tiene muy fácil. Si realmente no lo quiere, solo tiene que decir que no, igual que hemos hecho el Ayuntamiento de El Prat y el de Barcelona".

El máximo edil de El Prat ha reclamado que se convoque una mesa institucional para seguir hablando sobre esta polémica ampliación y ha lamentado que después del acuerdo sellado a principios de agosto entre el vicepresidente del Govern, Jordi Puigneró, y el Gobierno, no se volviera a convocar este foro.