Menú Buscar
Alberto Fernández, líder del PP en el Ayuntamiento de Barcelona / PP

El PP de BCN pide un pleno extraordinario sobre la ruptura del pacto

Alberto Fernández critica la “parálisis de gobierno evidente” que perjudica a la ciudad en aspectos como los presupuestos y las ordenanzas fiscales

2 min

Ada Colau tiene que dar explicaciones a todos los grupos del Ayuntamiento de Barcelona sobre la ruptura del pacto de gobierno con Jaume Collboni. Así lo cree el líder del Partido Popular en el consistorio, Alberto Fernández, que ha pedido este lunes la celebración de un pleno extraordinario esta semana para que la alcaldesa dé argumentos acerca de las medidas que ha de concretar a partir de ahora.

“Si Colau no dudaba en convocar en 24 horas plenos extraordinarios para respaldar las tesis independentistas desde el ayuntamiento, ahora tampoco lo debe hacer para resolver esta crisis de ciudad y para demostrar que el consistorio está al servicio de los barceloneses y no de sectarismo de partido y proyecciones personalistas”, ha dicho en rueda de prensa.

Parálisis evidente

Para Fernández, al margen de esta ruptura entre Colau y Collboni, “ya existía una parálisis de gobierno evidente” en aspectos como la no aprobación de las ordenanzas fiscales, los presupuestos y otros proyectos como la Ordenanza de las Terrazas.

El dirigente popular ha recordado que el gobierno de Barcelona en Comú actual es el más minoritario de la historia democrática de la capital catalana, con 11 concejales. “Nunca tan pocos lo habían gobernado todo y, además, de una forma tan totalitaria”.

Concejales ‘cupaires’

Como el propio Collboni, Fernández también opina que la alcaldesa no marca la pauta de su partido, sino los ediles próximos a los independentistas más radicales de la CUP, como Gerardo Pisarello, Jaume Asens, Gala Pin o Eloi Badia, que en las últimas elecciones catalanas expresaron su apoyo a los cupaires antes que al candidato de Sí Que es Pot.

“Que no cuente con el PP”, ha avisado el presidente del grupo municipal. “Nosotros no tenemos nada que pactar con Colau, salvo expresar una vez más nuestra predisposición para configurar una alternativa”.