Menú Buscar
El exdelegado del Gobierno en Baleares y expresidente del PP de Palma José María Rodríguez

Los altos cargos del PP involucrados en las orgías con drogas niegan los hechos

El expresidente del PP en Palma José María Rodríguez afirma que todo es falso y jamás ha favorecido a nadie

4 min

El exdelegado del Gobierno en Baleares y expresidente del PP de Palma José María Rodríguez niega su participación en los hechos investigados en el caso de la mafia urdida en la Policía Local de la capital balear a instancias de altos cargos políticos. Recientemente, una testigo le ha involucrado en las fiestas que el empresario de la noche Bartolomé Cursach presuntamente organizaba en una de sus fincas con drogas, alcohol y prostitutas.

El exlíder de la formación, mano derecha de Jaume Matas durante el último mandato de éste al frente del Ejecutivo balear, ha tildado de falsas, en declaraciones a Crónica Global, las acusaciones vertidas contra él y se ha remitido a las manifestaciones que efectuó hace un año en las que aseguraba no tener ningún tipo de vinculación con el entramado tejido en el cuerpo policial para favorecer los intereses de determinados empresarios, principalmente los de Cursach.

Imputaciones "inciertas y absurdas"

De hecho, fuentes de su defensa han criticado que se hayan filtrado unas imputaciones contra su patrocinado "inciertas y absurdas" que "deberán demostrarse" y que su abogado se encargará de rebatir durante el proceso judicial. "Las acusaciones son carentes de total sensatez y credibilidad", insisten. 

Y es que las reacciones a las acusaciones efectuadas por la testigo, cuyo secreto levantó ayer el juez, no se han hecho esperar. De hecho, también el exdirigente del PP y actual diputado Álvaro Gijón, quien asimismo ha sido vinculado con la trama, ha presentado un escrito ante el juzgado en el que asegura que nunca participado en las supuestas orgías llevadas a cabo en casa de Cursach.

Gijón se ofrece a pruebas toxicológicas

Es más, se ha ofrecido ante el magistrado a someterse a pruebas toxicológicas para acreditar que nunca ha consumido drogas. La testigo afirmaba en su declaración que la presencia de Gijón en estas fiestas era "más esporádica" y que, cuando iba, lo hacía en algunas ocasiones en coche oficial y "en un estado deplorable", extremos que niega el parlamentario.

La declarante aseguró además que, tras una de ellas, en la que estaba presente Rodríguez, a una amiga suya "acabaron rompiéndole el bazo" y tuvo que ser trasladada al hospital echando "sangre por la boca y la vagina".

El PP apela a la presunción de inocencia

Tampoco han faltado las respuestas desde las filas del PP. Su portavoz en el Parlament balear, Margalida Prohens, ha apelado a la presunción de inocencia de Gijón, si bien ha asegurado que el partido cuenta con un Código Ético que aplicará la formación en caso de ser necesario. El documento estipula que ningún miembro del partido será expulsado hasta que no se decrete la apertura de juicio oral, lo que aún no ha sucedido en el caso de la Policía Local.

Finalmente, el alcalde de Palma, José Hila, ha pedido al PP que expulse a Gijón del ayuntamiento, en el que también es concejal. Considera que la ciudad no se merece un regidor como él puesto que las acusaciones "son gravísimas" y sus acciones suponen "una degradación de la política que se escapa al entendimiento humano".

Destacadas en Política