Menú Buscar
A la izquierda, el alcalde de Madrid, José Luis Martínez Almeida, junto al concejal de Vox Javier Ortega Smith

El PP en Madrid, a lo 'Groucho Marx': un pacto con Cs y otro con Vox

Los populares, para lograr el apoyo de la formación de Abascal, retiran del acuerdo previo con Ciudadanos la alusión al colectivo LGTBI y el término “violencia machista”

15.06.2019 14:12 h.
5 min

Un auténtico encaje de bolillos el que se ha visto obligado a hacer el PP en Madrid para lograr que su candidato, José Luis Martínez-Almeida, sea finalmente investido como alcalde de la capital.

Al final, para contentar a unos y otros, el PP recordaba la legendaria máxima de Groucho Marx de que “estos son mis principios, pero si no le gustan tengo otros”.

Acuerdo con Ciudadanos, matizado para Vox

En ese sentido, se veía obligado a matizar el acuerdo pactado con Ciudadanos, en relación a asuntos como el proyecto Madrid Central, el colectivo LGTBI o la lucha contra la violencia machista, para que Vox aceptara otorgar su apoyo para que Martínez-Almeida fuera elegido como alcalde Madrid.

Así, en el caso de Madrid Central, en lugar de reconversión se alude a que se acabará con las restricciones para recuperar la "libre circulación".

"Acabaremos con la política de prohibiciones y restricciones de los últimos 4 años de Madrid Central, recuperando la libre circulación en las vías estructurantes. Se estudiará la viabilidad técnica y económica del soterramiento de la Gran Vía, como vía de circulación alternativa y aparcamiento subterráneo", expone este documento acordado entre Vox y PP.

En contraposición, el firmado entre Ciudadanos y PP donde contempla reconvertir Madrid Central teniendo en cuenta los efectos en la movilidad y en el comercio.

La alusión al colectivo LGTBI, fuera del pacto con Vox

También cambia el punto 41 de las 80 medidas suscritas anoche por los populares y la formación naranja en el acuerdo bilateral con Vox.

En el primero, se alude a "garantizar la igualdad de oportunidades entre mujeres y hombres, defenderemos los derechos de las personas LGTBI y erradicaremos la lacra social de la violencia machista en nuestra ciudad".

Por su parte, en el acuerdo entre PP y Vox figura la siguiente redacción: "Lucharemos por la igualdad de derechos, obligaciones, y oportunidades entre mujeres y hombres, con la finalidad de que no pueda existir ninguna discriminación por razones de edad, nacimiento, raza, sexo, religión, opinión o cualquier otra condición o circunstancia personal o social.

De "violencia machista" a "violencia en el ámbito intrafamiliar"

Además, en el caso del consenso sellado entre PP y Vox también existe otra alternación del suscrito por los populares con la formación naranja respecto al desarrollo de un plan de protección contra la violencia de género.

Cs y PP habían incluido un punto en el que se postulaba la aprobación de un plan de detección temprana de la violencia machista junto a medidas específicas de formación en este fenómenos para todo el equipo profesional de intervención del Ayuntamiento.

"Abordaremos la detección y el apoyo integral a las mujeres con más de 65 años que sufren violencia machista. Además crearemos, en coordinación con la Comunidad de Madrid, un nuevo punto de atención a la violencia machista dentro de la red del Observatorio Regional que complemente la red municipal", recogía el documento de anoche.

Planteamiento característico de Vox

En contraposición, en el pacto de PP y Vox se sustituye el término violencia machista por el concepto "violencia en el ámbito intrafamiliar", uno de los planteamientos característicos de la formación que dirige Santiago Abascal.

"Estableceremos un plan municipal de educación contra todo tipo de violencia en el ámbito intrafamiliar y colaboraremos con los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado, Administraciones Públicas, y organizaciones civiles, con el objetivo común de prevenir agresiones, perseguir a los agresores y ayudar a todas las víctimas de esa violencia", recoge la redacción del acuerdo entre ambas formaciones.