Menú Buscar
Imagen de un monovolumen similar al de la alcaldesa Ada Colau, que incumple los nuevos límites de emisiones de la UE / CG

El PP denuncia que el coche oficial de Ada Colau incumple la normativa europea

La comisión de Ecología, Urbanismo, Movilidad e Infraestructuras pide al Gobierno municipal un inventario de su flota de vehículos

3 min

El portavoz del grupo del Partido Popular en el Ayuntamiento de Barcelona, Óscar Ramírez, ha denunciado en las redes sociales que el coche oficial de la alcaldesa, Ada Colau, incumple la normativa europea sobre contaminación, algo que ya adelantó Crónica Global a principios de enero.

"Mucha emergencia climática, pero el coche oficial de Colau incumple la normativa europea sobre contaminación. Por eso hemos pedido al ayuntamiento un inventario con la flota de vehículos municipales para saber cuántos cumplen con la normativa" ha explicado Ramírez en su cuenta de Twitter.

Unanimidad

La comisión de Ecología, Urbanismo, Movilidad e Infraestructuras ha aprobado por unanimidad, a propuesta de los populares, pedir al Gobierno municipal que elabore un inventario de la flota de vehículos del Ayuntamiento de Barcelona y los organismos y servicios vinculados para comprobar si cumplen la normativa y la ordenanza de la Zona de Bajas Emisiones (ZBE).

También por unanimidad, en la misma comisión se ha aprobado la propuesta de BCNxCanvi de llevar a cabo las gestiones necesarias con la ITV y la DGT para implementar un sistema de reconocimiento y otorgamiento de distintivos ambientales a los vehículos con filtros catalíticos.

Monovolumen contaminante

Según informó este medio, el monovolumen de la alcaldesa de Barcelona emite un 70% más de CO2 que la nueva regulación europea sobre emisiones, en vigor desde el pasado 1 de enero.

En concreto, Colau se mueve en un Seat Alhambra de siete plazas con una configuración muy superior a la de serie, que si bien supera el corte de la ZBE, no lo hace con la normativa comunitaria.

El coche oficial de la alcaldesa excede la normativa más avanzada de emisiones de CO2 en vigor en al Unión Europea, la 631/2019 [consultar aquí]. Este texto obliga a los fabricantes a producir vehículos que emitan un máximo de 95 gramos de dióxido de carbono por kilómetro.