Menú Buscar
Víctimas & santos

El PP y Cs pierden el pulso de la prisión permanente revisable

El Congreso da un paso más para derogar la medida con los votos en contra de PSOE, Podemos, PNV y ERC

8 min

El PP y Ciudadanos pierden el pulso de la prisión permanente revisable. El pleno del Congreso ha dado un paso más para derogar esta figura tras rechazar las dos enmiendas a la totalidad de populares y naranjas que pretendían ampliar los casos de aplicación de esta medida y endurecer el Código Penal.

El debate coincide con la muerte del pequeño Gabriel a manos de la que era novia de su padre, Ana Julia, a quien se podría aplicar la prisión permanente revisable. Los distintos partidos han utilizado este caso que ha conmocionado al país para hacer política y defender o rechazar esta figura.

La izquierda, en contra

En concreto, las dos enmiendas a la totalidad han recibido los votos en contra de PSOE, Podemos, PNV, ERC y la mayoría del Grupo Mixto, por lo que continúa la tramitación de la proposición de ley impulsada por los nacionalistas vascos. Todo ello, bajo la atenta mirada de los padres de niños asesinados.

El Consejo de Ministros aprobó en febrero el proyecto de ley con el que ampliar los delitos penados con la prisión permanente revisable, vigente desde 2015 en ocho circunstancias. En concreto, introdujo cinco nuevos supuestos: asesinato con obstrucción de la recuperación del cadáver, asesinato después de secuestro, violaciones en serie, violación a un menor tras privarle de libertad o torturarle y muertes en incendios, estragos en infraestructuras críticas o liberación de energía nuclear o elementos radiactivos.

En manos del Constitucional

En un debate cargado de reproches, PP y Cs han sido incapaces de obtener la abstención del PSOE para que la pelota pasara al Tribunal Constitucional (TC), que tiene que resolver el recurso que los socialistas presentaron contra esta figura penal. Han dirigido sus discursos hacia el grupo socialista, que siempre había manifestado que esperaría al TC, hasta que llegó la iniciativa de derogación, del PNV.

En este escenario, Bermúdez de Castro (PP) ha defendido que la “inmensa mayoría de la sociedad” pide no derogarla, mientras que Juan Carlos Girauta (Cs) ha subrayado que, “donde la reinserción no funciona”, ahí entra la prisión permanente. Han pedido “rigor, prudencia y coherencia” a sus opositores.

PSOE: "Víctimas utilizadas"

Lejos de sus posiciones, el PSOE ha arremetido duramente contra PP y Ciudadanos al manifestar, dirigiéndose hacia ambos grupos, que “las víctimas no pueden ser utilizadas ni ellas ni su dolor”, lo que ha arrancado los aplausos de su bancada.

El momento más duro ha sido cuando Juan Carlos Campo (PSOE) ha cargado contra el ministro del Interior, Juan Ignacio Zoido, por “mancillar el gesto de la madre de Gabriel” cuando le entregó una bufanda para “colarse” en la catedral de Almería donde se celebraba el funeral.

Podemos: "Demagogia populista de extrema derecha"

“Desde la política nos debemos a ellos, al respeto a sus opiniones y su duelo, pero no vamos a pedir perdón por pensar que nuestro sistema de justicia tiene que tener un fin reinsertador”, ha defendido Eduardo Santos (Unidos Podemos), antes de reiterar el convencimiento de que es contraria a los derechos humanos.

Además, ha repartido reproches al PP por acudir al Código Penal cuando las cosas le vienen “torcidas” y de forma más dura a Ciudadanos: “Lo que hemos oído no puede ser calificado más que de demagogia populista de extrema derecha”. Críticas también han sido las palabras del diputado del PNV Mikel Legarda, impulsor de la iniciativa para derogar la prisión permanente hacia el PP y Ciudadanos.

"Perdón por el tono del debate"

“El derecho penal no se construye con el dolor de las víctimas, se tiene en cuenta y se solidariza (...) Pero la prisión permanente no hace una sociedad mejor ni evita el delito”, ha añadido Legarda, convencido de que, una vez rechazadas las enmiendas, no se volverá a hablar de este asunto porque se prorrogarán los plazos de enmiendas parciales.

Tras este tenso debate, la diputada de Podemos Carolina Bescansa ha pedido "perdón" a las familias de los niños asesinados por el tono en el que se ha desarrollado. "Pido perdón a las víctimas, a sus familiares, a la sociedad española por no haber sabido tener un debate a la altura de su dignidad", ha lamentado en Twitter.

Rajoy: "No es una buena noticia"

También el líder de Cs, Albert Rivera, ha asumido que el tono de algunas intervenciones "no ha sido el adecuado". Y ha cargado contra el PSOE por votar en contra de las enmiendas para frenar la derogación de la pena y acusar a los padres de los niños asesinados, según él, de dejarse llevar por la "rabia" y la "venganza". Ha insistido en que el PSOE "se ha equivocado", y de lo que se trata es de "salvar vidas en el futuro".

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, se ha manifestado también contrariado: "Para mí no es una buena noticia, pero creo que no es una buena noticia para ningún español". Y ha abogado por mantener la prisión permanente en el Código Penal y trabajará para ello. Ha recordado que se trata de una figura que existe en la "inmensa mayoría" de los países de la UE y que, además, es "revisable", por lo que no ve ninguna razón para que se intente derogar.