Menú Buscar
El presidente del PP, Pablo Casado, en rueda de prensa tras finalizar la reunión del comité ejecutivo nacional del Partido Popular / EP

El PP y Cs piden a Pedro Sánchez un acuerdo “constitucionalista” tras su pacto con Iglesias

Populares y naranjas califican la unión de PSOE-Podemos como “nefasta” y un “drama” para España

Gerard Mateo
7 min

El Partido Popular y Ciudadanos piden al PSOE un acuerdo constitucionalista entre las tres formaciones, después de que el presidente del Gobierno en funciones, el socialista Pedro Sánchez, haya firmado un primer pacto con el líder de Unidas Podemos, Pablo Iglesias.

En el PP, el pacto Sánchez-Iglesias ha cogido “por sorpresa”, cuando estaba convocada una reunión del comité ejecutivo nacional para analizar los resultados del 10N. Y hay “cabreo”. De hecho, la dirección nacional popular ha desvelado que el presidente del partido, Pablo Casado, llamó por teléfono al jefe del Ejecutivo en funciones sin obtener más respuesta que un whatsapp el lunes.

El PP: Sánchez es el “tapón”

Casado, tras la reunión, ha denunciado que Sánchez “ni siquiera” se ha “dignado a llamar” al PP y ha anticipado que su partido realizará una “oposición rotunda” si se constituye ese nuevo gobierno, que ha calificado de “radical”. Además, ha dicho que, con ese paso, el secretario general del PSOE ha cerrado la puerta a “cualquier colaboración” con los populares: “La cabra tira al monte”. A su juicio, Sánchez es el “tapón a cualquier lógica de pacto constitucionalista”.

Comite ejecutivo PP
Comité ejecutivo nacional del PP / EP

En esta línea, fuentes populares subrayan que el PP ha estado “a la altura” mientras que al PSOE y a Sánchez les ha faltado “lealtad institucional”. Añaden que el pacto entre socialistas y podemitas es “un drama para España”. Y, si ese nuevo gobierno no fuera bien, Casado ha declarado que los populares serán “una alternativa alejada de extremismos, independentistas y radicales”. Por ello, ha pedido al ganador de los comicios “que vuelva” el PSOE histórico y “sensato” que llegaba “a pactos de Estado”.

Casado, seguro de que Sánchez hablará con Torra

Por si fuera poco, Casado se ha mostrado seguro de que el líder socialista volverá a la interlocución “bilateral” con la Generalitat de Cataluña aunque esté “instalada en la absoluta ilegalidad”. Y ha aprovechado para insistir en que si Sánchez puede intentar formar gobierno es “porque no salió adelante España Suma”, el pacto en todo el país entre PP y Ciudadanos para una candidatura conjunta, que según sus cálculos podría haber llegado a los 118 escaños.

También en el PP ha tomado la palabra la portavoz del Grupo Popular en el Congreso y diputada electa por Barcelona, Cayetana Álvarez de Toledo, quien ha defendido –a puerta cerrada y en Twitter– un “gobierno de concentración constitucional” entre PSOE, Partido Popular y Cs. A su entender, hay “alternativa” a un gobierno de Sánchez con la “extrema izquierda” y partidos separatistas.

Cayetana
La portavoz del PP en el Congreso de los Diputados, Cayetana Álvarez de Toledo, momentos antes de empezar la reunión del comité ejecutivo nacional del Partido Popular / EP

Cataluña, línea roja

La entrada del PP en ese gobierno permitiría “marcar” a Pedro Sánchez e implicaría la negociación previa de una serie de condiciones “tajantes e innegociables”, como la ruptura de los acuerdos con los nacionalistas en Cataluña, plantar cara al desafío independentista contra la Constitución y medidas concretas para afrontar la crisis.

En la misma reunión, Alberto Núñez Feijóo ha pedido al presidente en funciones que “se piense muy bien” el pacto con Iglesias y que “vuelva a hablar” con los partidos que no son “dudosos” de defender la unidad de España. Por su parte, el líder del PP andaluz y presidente de la Junta, Juanma Moreno, ha acusado a Sánchez de haber pensado ya en este pacto en la campaña electoral, vista la rapidez con que se ha anunciado. “Nos podía haber ahorrado a los españoles el dinero que nos han costado las elecciones y el tiempo”.

Cs pide “un acuerdo moderado y constitucionalista”

Ciudadanos, por su parte, ha calificado de “nefasto” para España el pacto PSOE-Podemos, y ha anunciado que no lo puede apoyar. En cambio, también sugiere “un acuerdo moderado y constitucionalista” junto con el PSOE y el PP. Un acuerdo basado en pactos de Estado “buenos” para el país.

Además, han recordado las declaraciones que hizo el presidente del Gobierno en funciones en una entrevista el pasado septiembre, cuando justificó su rechazo a aceptar ministros de Podemos porque “no dormiría tranquilo por las noches”. “Hace dos días no podía dormir por Podemos y ahora van a vivir juntos”, han indicado en Cs. También Inés Arrimadas ha escrito en Twitter que espera que Sánchez “rectifique”.

Captura de pantalla 2019 11 12 a las 17.30.42
Tuit de Inés Arrimadas contra el pacto Sánchez-Iglesias

Vox, en la oposición

Finalmente, Santiago Abascal (Vox) ha publicado que “el PSOE se abraza al comunismo bolivariano, a los aliados de un golpe de Estado, en mitad de un golpe de Estado”. Como anunció tras el 10N, su partido hará “responsable” al Partido Socialista “de cada daño que produzcan a la convivencia y al orden constitucional”.

Captura de pantalla 2019 11 12 a las 17.32.09
Tuit de Santiago Abascal contra el PSOE