Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Fachada del Tribunal Constitucional, donde PP y Ciudadanos han recurrido las leyes del catalán / EUROPA PRESS

PP y Ciudadanos también recurren al Constitucional las leyes del catalán contra el 25%

El Alto Tribunal eleva un recurso de inconstitucionalidad al considerar que la norma excluye el castellano y sólo contempla el catalán como lengua vehicular

2 min

PP y Ciudadanos también han recurrido al Tribunal Constitucional (TC) las leyes del catalán que van en contra de la sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC) que obliga a aplicar, al menos, un 25% de las horas lectivas en castellano. 

Así pues, los populares y la formación naranja se suman al Alto Tribunal, que este jueves anunció que eleva la nueva ley de la Generalitat sobre el uso de las lenguas en el sistema educativo al TC. Considera que la norma excluye el castellano y sólo contempla el catalán como lengua vehicular.  

Recurso de inconstitucionalidad

Tanto la líder del PP, Alberto Núñez Feijóo, como la presidenta de Ciudadanos, Inés Arrimadas, ya habían anunciado en mayo que recurrirían al Constitución la ley aprobada por PSC, ERC, Junts y En Comú Podem.

El presidente del PP, Alberto Núñez Feijóo / QUIQUE GARCÍA - EFE
El presidente del PP, Alberto Núñez Feijóo / QUIQUE GARCÍA - EFE

Este viernes lo han hecho efectivo en el Congreso de los Diputados, concretamente contra los artículos 2, 3.1 y 4.1 del Decreto Ley de Cataluña 6/2022 por el que se fijan los criterios aplicables a la elaboración, aprobación, validación y revisión de los proyectos lingüísticos de los centros educativos. 

Vulnera la Constitución

En cuanto a la ley catalana, advierten de la inconstitucionalidad del 2.1 y del 2.4, sobre el uso y aprendizaje de las lenguas oficiales en la enseñanza no universitaria. Ambos partidos se basan en que las leyes del catalán omiten cualquier referencia al castellano como lengua vehicular, vulnerando así la Constitución, el Estatuto y la propia sentencia del Alto Tribunal.

En la misma línea se pronunció el TSJC, que cree que el nuevo modelo lingüístico de Cataluña burla, entre otras cosas, el derecho fundamental a la educación.