Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
El presidente del PP catalán Alejandro Fernández / EFE

El PP catalán propone suspender la tasa turística hasta 2022

Los populares han presentado una propuesta de ley en el Parlament para ayudar a un sector, muy afectado por el coronavirus y que supone el 12% del PIB de Cataluña

3 min

El PP catalán ha presentado una proposición de ley en el Parlament con la finalidad de suspender el impuesto por estancias turísticas, incluyendo el recargo previsto en la ciudad de Barcelona, desde el 14 de marzo de 2020 hasta finales de 2021. De esta forma, los populares catalanes pretenden ayudar a un sector especialmente afectado por la crisis del coronavirus.

"Lo mínimo que se puede hacer ahora por el sector turístico es que no paguen la tasa turística estando cerrados y como mínimo durante todo el 2021. Es que sino no levantarán cabeza", ha explicado el presidente del PPC, Alejandro Fernández

 

El turismo, recuerda la iniciativa del PPC, tiene “un peso importante en la economía catalana. Las actividades relacionadas con el sector del turismo en 2019 representaron un 12% del PIB catalán y la oferta turística de Cataluña está formada por 605.223 plazas de alojamiento (datos de 2018)”.

El año pasado, Cataluña recibió un total de 19,3 millones de turistas extranjeros con un gasto total de 21.360 millones. Estas cifras junto a las del turismo interior elevaron el número de visitantes a 40 millones el año pasado.

Desciende la cifra de turistas

Por el contrario, según Idescat, en febrero de 2020, la cifra de turistas había descendido un 6,4% y el número de pernoctaciones en marzo había bajado un 65,5%. La facturación media por población ocupada fue de 82,2 millones frente a los 93,41 millones de marzo de 2019.

Entre las medidas introducidas por los presupuestos de la Generalitat de 2020 para compensar estas pérdidas está el aplazamiento en el plazo para presentar las autoliquidaciones del impuestos sobre estancias turísticas. Es decir, que la tasa correspondiente al período del 1 de octubre de 2019 al 31 de marzo de 2020 se abonará del 1 al 20 de octubre de 2020.

Para el PP, se trata de una medida insuficiente. Pero es que, además, las cuentas catalanas de 2020 crean un impuesto sobre las instalaciones que inciden en el medio ambiente, que contempla un aumento de las tarifas turísticas y el recargo en la tarifa para la ciudad de Barcelona.

Por ello, los populares proponen que, de manera excepcional, a partir del 14 de marzo de 2020 y hasta el 31 de diciembre de 2021, se establezcan la exención total de la aplicación del impuesto sobre las estancias turísticas. Y que el recargo previsto para la Ciudad Condal sea exigible a partir del 1 de enero de 2022

Destacadas en Política