Menú Buscar
El vicesecretario general de Organización, Fernando Martínez-Maillo, durante su intervención el XVIII Congreso nacional del PP / EP

PP cambia su segunda vuelta, que será a 'la francesa' con solo dos candidatos

Permiten que quien lleve más de 6 meses al frente de una Gestora, como Cifuentes, opte a liderar el partido

3 min

El PP ha cambiado el modelo inicialmente propuesto para elegir a su presidente, de forma que solo dos candidatos, y no más, podrán pasar a la segunda vuelta si ninguno de los aspirantes logra ser proclamado candidato único en la primera. En la propuesta inicial, si no ningún candidato lograba cumplir los tres requisitos necesarios para ser proclamado candidato único, podían pasar a la segunda vuelta –la que votan los compromisarios en el congreso– todos los que superasen el 20% de los votos.

Ahora, a propuesta del coordinador de la ponencia, Fernando Martínez Maillo, solo podrán pasar a la segunda ronda los dos más votados. Así lo ha aprobado el plenario por unanimidad. Hay además otro cambio en la propuesta inicial, en este caso sobre los requisitos para que un aspirante sea proclamado candidato único en la primera vuelta, con los votos directos de los militantes, según han explicado fuentes del PP.

En primera vuelta, según la idea inicial, el candidato tenía que lograr mayoría absoluta del conjunto de votos, superar en al menos quince puntos al siguiente y obtener mayoría absoluta en al menos la mitad de las sesenta circunscripciones en que divide el PP su organización territorial. Ahora, podrá ser proclamado si se cumplen del mismo modo los dos requisitos y, si en el tercero, logra ser el más votado en treinta circunscripciones sin necesidad de que sea por mayoría absoluta.

El caso Cifuentes

Por otra parte, el PP ha rechazado la enmienda presentada por el PP de Puente de Vallecas en la que pedía que una persona que llevara más de seis meses al frente de en una gestora, como es el caso de Cristina Cifuentes, no pudiera volver a presentarse en el próximo congreso a ocupar cargos de representación. La enmienda rechazada pasa por cambiar el artículo que recoge el plazo de las gestoras y añadir un párrafo que advierte de que "si por cualquier circunstancia no se respetaran" estos plazos, "las personas que dirigen dicho gobierno, quedarán automáticamente excluidos para poder presentarse en el próximo congreso a ocupar cargos de representación".

Todo ello, se añade en el texto, en aras de garantizar "procesos con las máximas garantías de neutralidad e igualdad de condiciones para todas aquellas personas que aspiraran a dirigir la organización en dicho territorio". La enmienda, que ya había sido rechazada por Génova, ha sido mantenida viva hasta la celebración de la Ponencia de Estatutos este viernes en el Congreso Nacional del PP, pero tampoco ha obtenido el visto bueno