Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Xavier Garcia Albiol (PPC), en una comparecencia de prensa anterior / EFE

El PP se apunta a la cacería del voto de UDC

Los populares catalanes, que celebrarán su congreso el 25 de marzo, quieren recuperar posiciones en una Cataluña interior donde Ciudadanos carece de presencia

3 min

Superado el congreso nacional del PP, toca el turno de los cónclaves autonómicos. El de los populares catalanes se celebrará los días 25 y 26 de marzo en el hotel Hesperia de L’Hospitalet de Llobregat (Barcelona). Y, según ha podido saber Crónica Global, una de las estrategias que se perfilarán es buscar el voto moderado de UDC en la Cataluña interior, donde el PPC, a diferencia de Ciudadanos, conserva su implantación.

En ese congreso, Xavier García Albiol será elegido presidente en sustitución de Alicia Sánchez-Camacho. Será una reunión plácida, donde la gran incógnita es quién sustituirá al frente de la secretaría general a Jordi Cornet, entregado a su labor de delegado del Estado en la Zona Franca de Barcelona. Y aunque suenan varios nombres para ese puesto --entre ellos el de la ministra de Sanidad Dolors Montserrat o el diputado Alberto Villagrasa--, lo que está claro es que el designado “debe ser alguien de la máxima confianza de Albiol”, explican fuentes del partido.

100.000 votos en juego

En ese congreso también se deben establecer las líneas políticas del PPC, es decir, la estrategia que asumirá este partido para recuperar posiciones en una comunidad, la catalana, que nunca fue una plaza fácil. El proceso secesionista y la irrupción de Ciudadanos han complicado las cosas a los populares, que hoy celebra una junta directiva para iniciar los preparativos de su próximo cónclave.

Una de las líneas de trabajo a seguir para ampliar la base electoral es dirigirse al votante de UDC, una formación en horas bajas. En las últimas elecciones autonómicas, los democristianos se quedaron sin representación parlamentaria, aunque obtuvieron 100.000 votos muy cotizados ahora por las formaciones que pugnan por hacerse con una centralidad catalanista, a la que CDC abandonó para abrazar la bandera del separatismo.

“Unió se hizo en Cataluña con el voto de la UCD de Suárez, mientras que nosotros estábamos en fase de mutación de AP a PP. Un voto que nosotros podríamos haber capitalizado”, explican las mismas fuentes.

Los populares están convencidos de que su discurso contra el proceso secesionista coincide con ese votante conservador. Y niegan que el electorado catalanista encuentre “radical” la postura que defienden el PP ante el desafío independentista.

También Ciudadanos compite por ese electorado pero, según subraya el PP, “ellos basaron su crecimiento en el área metropolitana de Barcelona, pero no en la Cataluña interior”. En cambio, añaden, los populares sí conservan una implantación en el territorio que ahora pueden aprovechar. 

Destacadas en Política