Menú Buscar
Carles Puigdemont (en una imagen de archivo) ha establecido complicidades independentistas con Suiza / EFE

Segundo portazo de Canadá a Puigdemont en seis meses

El Gobierno del país americano ha negado al expresidente catalán la autorización que le permite entrar en su territorio, una decisión que el prófugo recurrirá

30.10.2019 14:34 h.
5 min

Canadá vuelve a dejarle las cosas claras a Carles Puigdemont: no le quiere dentro de sus fronteras. Por segunda vez en seis meses, el Gobierno del país le ha denegado la autorización electrónica de viaje necesaria para entrar en el territorio. La decisión no le ha sentado demasiado bien al expresidente catalán, que ya ha comunicado que la recurrirá. 

La oficina de inmigración de la embajada de Canadá en París fue la encargada de comunicar el rechazo a la petición de Puigdemont, hecho que ocurrió el 29 de octubre por segunda vez en 2019. La primera fue en abril de este mismo año, cuando el prófugo de la justicia española intentó participar en una charla independentista con el partido afín de Quebec

Autorización canadiense

La autorización electrónica de viaje que pide Puigdemont es un documento que Canadá requiere a los ciudadanos de medio centenar de países que no necesitan visado para entrar en el país y que llegan por vía aérea. El permiso da libertad para viajar al país tantas veces como se desee si la estancia no supera los seis meses y su petición puede ser rechazada por actividades delictivas o que atentan a la seguridad. 

El abogado canadiense del prófugo, Stéphane Handfield, declaró que el rechazo del Gobierno canadiense está relacionado con los cargos pendientes que el expresidente de la Generalitat tiene ante la Justicia española. Y aún así, ha mostrado su extrañeza por este veto y asegura que la primera solicitud de obtención de la autorización la realizó en febrero. 

Actos independentistas

Puigdemont iba a ser uno de los participantes de ciertos actos organizados por una organización independentista de la provincia de Quebec, la Sociedad San Juan Bautista (SSJB). En primavera ya fue invitado a participar, pero el expresidente catalán tuvo el mismo problema con la autorización de entrada, por lo que no llegó a viajar al país. 

En aquel momento, el presidente de la institución, Maxime Laporte, indicó que Canadá no tenía ningún motivo para impedir la entrada en el país del expresidente catalán, una opinión que vuelven a defender --de nuevo-- tanto desde la sociedad secesionista canadiense como el equipo de abogados de Puigdemont. "Con esta decisión Ottawa se presta a criminalizar la democracia. A criminalizar el ejercicio de un pueblo a decidir por sí mismo", ha comunicado la SSJB en un comunicado, mientras que Handfield considera la decisión del Ejecutivo americano "precipitada y que no respeta la presunción de inocencia".

Recurrirán a la Justicia

El expresidente catalán fugado de la justicia se encomendará a ella --por supuesto, no a la española sino a la canadiense-- para recurrir la decisión política. Su equipo de letrados apelará al Tribunal Federal de Canadá para que este revoque el veto del Ejecutivo de Canadá, tal como ha anunciado la sociedad independentista quebequense. 

Puigdemont ha agradecido el apoyo de la sociedad del país, sobre todo la de la SSJB, así como la moción aprobada el miércoles por unanimidad en la Assemblée Nationale del Québec que recoge la "preocupación por las sentencias dictadas contra los políticos catalanes y pide una solución política, democrática y pacífica para Cataluña".