Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
La eurodiputada de JxCat en la Eurocámara, Clara Ponsatí / EP

Ponsatí denuncia en la Eurocámara que el Gobierno de Sánchez es tan autoritario como el de Hungría

Acusa a la Unión Europea de aplicar un doble rasero con España, país que "viola los derechos humanos y las libertades"

4 min

En un debate en la Eurocámara sobre la situación del Estado de derecho en Hungría tras la aplicación de las medidas de emergencia para contener la pandemia, la eurodiputada de JxCat Clara Ponsatí tomó la palabra para pedir a la Unión Europea que no aplique un "doble rasero" dado que España aplica algunas medidas "exactamente igual" que el gobierno húngaro.

Ponsatí ha acusado al Gobierno de Pedro Sánchez de usar el coronavirus como excusa para "implementar nuevas políticas autoritarias" como ha hecho Hungría, país al que vigila Bruselas por sus medidas contrarias a los valores europeos. "Miren más allá de Hungría. En España, el Gobierno del señor Sánchez también está usando el Covid-19 para implementar nuevas políticas autoritarias", afirmó la diputada.

Acusaciones al Gobierno

Tal y como acusó Ponsatí en la Eurocámara, en España "se ha ordenado a la policía buscar mensajes negativos" que "pueden ser castigados con hasta cinco años de prisión" y "están haciendo escuchas telefónicas sin control judicial", "exactamente igual que en Hungría". Además, aprovechó la intervención para acusar al Gobierno español de "ignorar" a entidades internacionales al no liberar a "presos políticos".

Así pues, la eurodiputada protestó ante la "nueva recomendación de Amnistía Internacional y las Naciones Unidas" para la liberación de Jordi Sánchez y Jordi Cuixart. "Las violaciones de derechos humanos y libertades no son nuevas. La Unión Europea ha mirado hacia otro lado demasiado tiempo", afirmó, dado que "los presos políticos no han sido puestos en libertad": "El doble rasero de la Unión Europea debe terminar: tanto Hungría como España deben responder a sus violaciones del artículo 2", concluyó Ponsatí. 

Los motivos de la Fiscalía

Según la Fiscalía, la crisis sanitaria por el coronavirus ha provocado el "caldo de cultivo" para los ataques con noticias falsas, que responden a delitos de odio, revelación de secretos, contra la integridad moral, desórdenes públicos, injurias y calumnias, contra la salud pública o contra los consumidores. 

Por ello se especificó que las penas de dos a cinco años de cárcel para castigar la difusión de bulos en las redes sociales se aplicarían, si la información falsa incluyera datos personales auténticos. Un caso que puede dar lugar a un delito de descubrimiento y revelación de secretos.