Menú Buscar
Damià del Clot, autor del libro 'Política-ficció. L'anàlisi política a través de les sèries de televisió'

“En la política catalana también hay cortinas de humo, como en las series de televisión”

El alcalde de Vilassar de Mar, Damià del Clot, analiza en un libro producciones como 'Borgen', 'House of Cards' o 'The Good Wife'. Ve en la noruega 'Okkupert' un reflejo del 'procés'

31.05.2018 00:00 h.
7 min

Abogado, escritor, alcalde de Vilassar de Mar (Barcelona) y un entusiasta de las series de televisión dedicadas a la política. Fruto de esa afición es el libro Política-Ficción. El análisis político a través de las series de televisión (Editorial UOC), donde Damià del Clot (ERC) analiza un total 18 producciones de las que, asegura a Crónica Global, ha “aprendido mucho”. Está convencido de que “en política, la realidad supera completamente la ficción y todo lo que un guionista pueda crear”.

Curiosamente, mientras se habla de desafección ciudadana hacia la política, las series televisivas centradas en esta materia han experimentado un auténtico boom. “Es como si la narrativa política hubiera cogido el relevo de las series judiciales que estaban de moda hace años. Desde The West Wing a House of Cards, las series se han hecho con la hegemonía de contar historias, más que el cine o la literatura”, explica el autor.

Kevin Spacey en la portada de la serie 'House of Cards'

Kevin Spacey en la portada de la serie 'House of Cards'

A su juicio, “la figura del político es muy atractiva. Tiene virtudes, pero sobre todo vicios, vida privada y en ocasiones no juega limpio”. Añade: “Decía Maquiavelo que no importan los medios, sino el fin. La gente descubre que el campo de la política puede ofrecer morbo. Scandal, por ejemplo, es una serie que se centra en los escándalos como forma de política. Y engancha”.

Del Clot augura larga vida a las series políticas. “La película explica una historia en una o dos horas y el libro, en un montón de páginas. Las series tienen formato literario y cinematográfico. Puedes profundizar en la trama y personajes a través de las temporadas, cambiando incluso los protagonismos. The Good Wife es un ejemplo muy claro. El asesor de comunicación del marido de la protagonista, Alicia Florrick, va cobrando importancia en las sucesivas temporadas hasta que se habló de hacer un spin off”.

En efecto, el papel de los spin doctors eclipsa en ocasiones a la del político protagonista. “The West Wing estaba centrada en el equipo del presidente, en la cocina de la Administración. El spin doctor y el storytelling tenían mucha importancia. En el libro explico que hay muchas series donde el protagonista es el spin doctor”, cuyo atractivo reside en su “parte oscura”, en su capacidad de manipulación.

'Spin doctors' y posverdad

“Es cierto que en ocasiones los spin doctors crean una posverdad, venden un producto que no es real. Entiendo que el ciudadano lo vea así, porque a veces se crean cortinas de humo. Hay una película que se llama así, La Cortina de Humo, es la pura realidad. Sabes que vendrá una cosa contraria a tus intereses e intentas taparla, pero eso es contraproducente. Como ocurrió en el caso Watergate”, subraya.

¿Hay cortinas de humo en Cataluña? “Claro, la semana pasada hubo una que no acabó de salir bien, la operación en la Diputación de Barcelona coincidiendo con la sentencia de Gürtel”, indica el alcalde. ¿Y el procés? No escabulle la pregunta. “Es cierto que se ha hablado del procés como fórmula para tapar los casos de corrupción y recortes. Entiendo las dos posturas”, dice.

El escritor cree que Okkupert, una serie noruega, es la que mejor refleja la situación actual catalana. “Se trata de un político que gana las elecciones con un programa ambicioso en energías renovables, pero los intereses sociopolíticos europeos le impide cumplir su promesa. Lo mismo ocurre en Cataluña. Hay un gobierno que gana las elecciones con un programa electoral, pero los intereses españoles y europeos le impiden aplicarlo”.

Imagen de la serie Okkupert

Imagen de la serie 'Okkupert'

Político 'versus' alto burócrata

Entre todas las series analizadas, se queda con The West Wing porque “es la más completa. Permite explicar la política desde todas las dimensiones posibles: ideales, gestión, personas, equilibrios parlamentarios, gabinetes de comunicación”. Destaca también Yes Minister porque “aborda los equilibrios entre lo que quiere hacer el político y lo que le dice el alto burócrata que puede hacer. Pero la que tiene más impacto visual y argumental es House of Cards”.

Escena de la serie 'Show Me a Hero'

Escena de la serie 'Show Me a Hero'

Damià del Clot afirma que se puede aprender de estas series. “En Yes Minister, House of Cards o Borgen hay una función pedagógica. La política contiene ideales también y quizá a veces se exagera. Aaron Sorkin, guionista de The West Wing,era un firme defensor del Partido Demócrata cuando gobernaban los republicanos. Show Me a Hero, que tiene el mismo creador que The Wire y es una serie muy corta, de solo seis capítulos, sobre el alcalde más joven de Estados Unidos en los años setenta. Gana las elecciones con un programa muy populista, pero incumple sus promesas por una sentencia judicial. Refleja muy bien la soledad del político cuando pasa del éxito a que nadie le haga caso”.

¿Preocupa a Damià del Clot ese adiós a la política? “La labor de un alcalde es de las más duras y desagradecidas que hay. Pero de las que te compensan más. Este libro me ha ayudado a entender algunas cosas, como que uno debe enfocar la política como un tránsito en su vida y punto. Yo soy abogado y cuando deje la alcaldía, me dedicaré a mi profesión”.