Menú Buscar
Agentes del Cuerpo Nacional de Policía (CNP), marchándose de Calella (Barcelona) tras varios escraches / CG

Investigarán a una diputada de ERC por coacciones a la Policía Nacional

El Tribunal Superior de Justicia admite a trámite la querella de la Fiscalía contra la electa Mónica Palacín por la expulsión de los agentes de Pineda de Mar en 2017

06.02.2019 13:51 h.
4 min

Una diputada de ERC en el Parlamento catalán se someterá a investigación penal por presuntas coacciones a agentes del Cuerpo Nacional de Policía (CNP). El Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC) ha admitido a trámite la querella de la Fiscalía contra la electa en la cámara Mónica Palacín por la expulsión de los efectivos policiales de Pineda de Mar (Barcelona) en 2017.

En una nota publicada hoy, el TSJC ha indicado que da luz verde a las acciones penales, que darán pie a las pesquisas para cerciorarse de si Palacín, que era concejal de la localidad cuando ocurrieron los escraches contra la Policía Nacional, cometió dos tipos penales de coacciones y falsedad documental. Junto a la diputada figuran como investigados el jefe de la Policía Local y tres concejales más, aunque sus casos se instruirán en un juzgado local, habida cuenta de que no tienen la condición de aforados.

Presión sobre los hoteles

El caso se remonta a los días posteriores al referéndum ilegal de independencia del 1 de octubre de 2017 en Cataluña. Algunos contingentes de los agentes que se desplazaron a la autonomía e intervinieron para desarbolar la consulta prohibida por el Tribunal Constitucional (TC) se alojaron en dos hoteles de Pineda de Mar: el Checkin Pineda y el Checkin Montpalau. No obstante, independentistas se concentraron de forma hostil ante los alojamientos y hubo algunos incidentes. Según cree la Fiscalía, la diputada --entonces concejal--, el primer y segundo teniente de alcalde y el jefe de la policía local conminaron a los establecimientos a cerrar y a dejar en la calle a los 500 efectivos policiales el 2 de octubre.

policia nacional escraches cataluna

Mónica Palacín, la diputada que investigará el TSJC por la expulsión del CNP de Pineda de Mar (Barcelona) / TWITTER

Los ediles habrían amenazado al gerente de la cadena con cerrar los alojamientos durante cinco años si no expulsaban a los agentes de los dos hoteles, según la versión de Checkin, que ha recogido la Fiscalía. Tanto es así que el directivo redactó una carta dirigida a los directores de los negocios. La decisión se comunicó verbalmente a los jefes de los operativos policiales. Finalmente, los agentes abandonaron los establecimientos el 3 de octubre por la tarde, fuertemente custodiados por los Mossos d'Esquadra.

Echarlos "sí o sí"

La querella la presentó la Fiscalía de Delitos de Odio y Discriminación de Barcelona. Se dirige la acción judicial contra Palacín, exconcejal y ahora diputada de ERC; además de contra la primera teniente de alcalde, Carme Aragonès; Jordi Masnou, segundo teniente de alcalde y coordinador de Territorio y Silvia Biosca, tercera teniente de alcalde de Comunicación y Carles Santacreu, jefe de la Policía Local de Pineda de Mar. Los electos, acompañados del efectivo policial, habrían presionado al director del hotel para que "desalojara" a los agentes.

Reiteraron su petición al consejero delegado de la cadena, que se puso al teléfono para lidiar con el conflicto. Según el escrito del ministerio público, el propio Jordi Masnou se habría dirigido al gerente en "tono desafiante y amenazador", con una actitud "enfurecida" para recordarle al empresario que era él "el que mandaba allí". Masnou habría llegado hasta el extremo de decirle al directivo hotelero que "era él el que mandaba aquí" y que tenía que cerrar "sí o sí".

¿Quiere hacer un comentario?
Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Más información