Menú Buscar
El excomisario Villarejo, a punto de morir por la alergia a un medicamento

La policía detiene al excomisario José Manuel Villarejo

Los agentes también detienen a su mujer y al comisario Salamanca, acusados de cohecho y blanqueo de capitales dentro de una operación llevada a cabo por los responsables de Asuntos Internos

3 min

La policía ha detenido este viernes al excomisario José Manuel Villarejo. Le acusa de los delitos de cohecho y blanqueo de capitales dentro de una operación llevada a cabo por la Unidad de Asuntos Internos de la Policía Nacional en la que han sido apresadas varias personas más.

Otros de los detenidos en esta Operación Tándem han sido el comisario principal Carlos Salamanca, exresponsable de la Comisaría del aeropuerto de Barajas, y Gemma Isabel Alcalá, la mujer de Villarejo.

Según han informado a Efe fuentes de la investigación, las indagaciones se han llevado a cabo de forma conjunta con la Fiscalía Anticorrupción. Han sido supervisadas por el Juzgado de Instrucción número 6 de la Audiencia Nacional, ante cuya disposición serán puestos los detenidos.

Registros en domicilios y oficinas

La Policía española ha llevado a cabo varios registros en domicilios y oficinas, además de las detenciones, en busca de pruebas sobre las presuntas actividades ilícitas cometidas por el excomisario y en las que estarían implicadas otras personas, también arrestadas.

Villarejo ha estado inmerso en varios procesos judiciales que guardan relación con la llamada “guerra de comisarios” abierta en la pasada legislatura a raíz del caso del pequeño Nicolás. También en la relacionada con el USB con información sobre la familia Pujol.

Investigación de varios meses

Además, está implicado en la causa que investiga al empresario Javier López Madrid por, supuestamente, acosar a la doctora Elisa Pinto, quien señaló en una rueda de reconocimiento al excomisario como la persona que la apuñaló el 10 de enero de 2014.

La unidad de Asuntos Internos de la Policía Nacional ha llevado a cabo la detención tras varios meses en los que ha recabado información que incriminaba al exjefe de la policía. Hace dos semanas, el mismo grupo del CNP desmanteló una trama de corrupción formada por ocho funcionarios policiales y de la Dirección General de Tráfico (DGT) que favorecían a empresarios mediante adjudicaciones a cambio de favores y beneficios personales.