Menú Buscar
No es momento de precipitaciones, Pablo

Podemos y los soberanistas exigen ya a Sánchez compensaciones por su apoyo

Iglesias lamenta la ausencia de gestos hacia su partido en el nuevo Gobierno, mientras que PDeCAT y ERC reclaman diálogo real y acercamiento de los políticos presos, y el PNV, más autogobierno

4 min

¿Cien días de gracia? Muchísimo menos. Los partidos que apoyaron a Pedro Sánchez en su moción de censura contra Mariano Rajoy exigen ya al nuevo presidente que les devuelva el favor. Esto es, que atienda a sus reivindicaciones y reconozca los servicios prestados. Y eso que el nuevo Consejo de Ministros acaba de tomar posesión.

El líder de Podemos, Pablo Iglesias, ha lamentado hoy que Sánchez no haya incluido en el nuevo Ejecutivo a ninguna persona afín a las posturas de su partido. "Ha tardado 24 horas en olvidarse de quién le ha hecho presidente. Le hemos hecho presidente nosotros", ha recordado en tono de agravio. Y aunque está dispuesto a conceder al socialista un cierto margen “dos o tres semanas, por cortesía parlamentaria”, Iglesias ha exigido una agenda legislativa cómplice con los postulados de Podemos.

Los deberes del Gobierno

Tras lamentar que Sánchez haya declinado su invitación de construir un Gobierno fuerte con el apoyo de 156 diputados, y que haya preferido que su ejecutivo esté sostenido solo por 84, asegura que es un ejercicio de imprudencia porque le convierte en el Gobierno "más débil de la UE".

Con todo, ha asegurado que hoy no es un día para criticar al Gobierno, y lo primero que le pide al nuevo presidente es que saque adelante dos medidas de "justicia histórica": blindar sin límite temporal la revalorización de las pensiones conforme al IPC eliminando el factor de sostenibilidad; garantizar permisos de maternidad y paternidad iguales e intransferibles.

Sin nuevos contactos

Desde PDeCAT, partido que desobedeció a Carles Puigdemont y votó sí a la moción en contra de la abstención exigida por el expresidente, también hay quejas. Las manifestadas por el diputado por Tarragona en el Congreso, Ferran Bel, quien lamenta que, desde la votación, nadie se haya puesto en contacto con su partido. Asegura que no existe “demasiada confianza en el nuevo Gobierno”, que urge una reunión con el presidente de la Generalitat, Quim Torra, y que la elección de Josep Borrell como ministro de Exteriores imposibilita el diálogo.

Fuentes del PDeCAT recuerdan a Crónica Global que el objetivo de su apoyo a Sánchez era “remover el tablero, no obtener cargos dentro del nuevo Ejecutivo”.

Borrell, el azote

Que el nombramiento de Borrell, azote de los secesionistas, es un golpe bajo es una idea compartida por Torra y por ERC. El diputado de este grupo en el Congreso, Joan Tardà, también ha reclamado a Sánchez que pase a la acción y que propicie el acercamiento de los políticos presos a Cataluña.

El PNV y Bildu también han advertido de que, una cosa es el cambio de gobierno y otra, un cambio en las políticas llevadas a cabo hasta ahora por el PP. Por eso, reclaman más autogobierno, es decir, la gestión de la Seguridad Social, el traspaso de las competencias en materia de prisiones y una Justicia vasca propia.