Menú Buscar
La portavoz parlamentaria de Podemos, Irene Montero /EFE

Podemos negocia una silla para ERC en la Mesa del Congreso

Montero defiende que la composición del órgano rector de la Cámara baja debe ser "acorde con un gobierno progresista"

08.05.2019 13:24 h.
3 min

Irene Montero, número dos de Unidas Podemos, ha revelado este miércoles que su partido negocia con el PSOE “todas las posiciones” de la Mesa del Congreso.

Montero ha mantenido conversaciones con Adriana Lastra, la vicesecretaria general de los socialistas, para incluir a un diputado de ERC en el órgano rector de la Cámara baja.

Mesa "acorde con un gobierno progresista"

La dirigente morada también ha afirmado en la Cadena Ser que, respecto a Ciudadanos, el PP y Vox, no va a pactar “para que estén en la Mesa".

En este sentido, Pablo Iglesias, tras su encuentro en la Moncloa con el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, apuntó ayer que debían ser discretos. Sin embargo, esta mañana Montero ha dado algunas pistas de las negociaciones, asegurando que, en relación con la exclusión de otros grupos parlamentarios, la Mesa debe favorecer un trabajo "serio y riguroso acorde con un gobierno progresista".

 Pedro Sánchez y Pablo Iglesias en la Moncloa / EP

El presidente en funciones Pedro Sánchez y Pablo Iglesias, en la Moncloa / EP

Rescates bancarios y políticos presos

En la entrevista radiofónica, la representante de Unidas Podemos ha indicado que la devolución del crédito para rescatar a la banca “es una cuestión importante”. Montero lo ha cifrado en 60.000 millones de euros y ha opinado que “igual que los bancos no perdonan deudas, los ciudadanos no tenemos por qué perdonarles esto, sobre todo porque ganan dinero, tienen muchos millones de euros de beneficios".

En cuanto a la situación de los políticos independentistas presos Oriol Junqueras, Raül Romeva, Jordi Sànchez, Jordi Turull y Josep Rull, ha considerado que si son electos "deben poder participar del juego democrático como los demás". Además, ha señalado que los cargos de la fiscalía y la acusación popular son desproporcionados ya que los hechos producidos en Cataluña en relación al 1-O fueron "una desobediencia civil masiva".

¿Quiere hacer un comentario?
Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Más información