Menú Buscar
El presidente del PNV, Andoni Ortuzar (i) y el consejero de Hacienda vasco, Pedro Aspiazu (c) / EP

Aparte del cupo, el PNV pide normalidad en Cataluña para negociar los presupuestos

El partido nacionalista esperará a ver “cómo se gestiona” el resultado del 21D para sentarse a hablar con el Gobierno

4 min

El PNV dice ahora que sólo negociará los presupuestos generales de 2018 cuando vea cómo el Gobierno “gestiona” la situación en Cataluña tras el 21D. Lo ha dicho el presidente de la formación nacionalista, Andoni Ortuzar, después de que el Congreso haya aprobado el nuevo cupo vasco y el concierto económico.

Para Ortuzar, la situación en Cataluña es de excepcionalidad “jurídica y política”, y al PNV le gustan la “normalidad” y la “estabilidad”. A raíz de lo que suceda en la comunidad catalana a partir del 21D, de “cómo se gestiona el nuevo tiempo político”, decidirán si se sientan a negociar o no con el Gobierno de Mariano Rajoy.

Procesos políticos de bilateralidad

“No se dan las condiciones para empezar a negociar”, ha expresado el representante del PNV. Ha recordado que ni siquiera el Gobierno ha entregado en las Cortes el proyecto de presupuestos para el año que viene. Además, ha defendido las dos leyes aprobadas este jueves, el cupo y el concierto: “Demuestra que los procesos políticos de bilateralidad son posibles”, ha manifestado.

En ese momento, ha vuelto a desligar esta cuestión de la negociación presupuestaria, entre otras cosas porque de no hacerlo “le estaría dando la razón al señor [Albert] Rivera”, al que ha acusado de mentir hoy “hasta en las proposiciones”. El presidente de Ciudadanos ha afeado al PNV que apoye los presupuestos a cambio del cupo y el concierto.

Contra EH Bildu

Ortuzar también ha explicado que sigue abierto el proceso de negociación en el País Vasco para sacar adelante los presupuestos autonómicos. Ha admitido que con el PP la negociación sobre las cuentas parece “más fácil”, pero que tienen un escollo en el capítulo fiscal: los populares exigen una rebaja. “Nos tienen que dar unos días”.

El dirigente nacionalista ha tenido críticas para EH Bildu por no querer “ni heredar” con el PNV y no estar dispuesto a negociar los presupuestos. Pero también por su abstención hoy en la votación del cupo (ha votado a favor del concierto): “Es incomprensible que para enfrentarse al PNV no defiendan los intereses de los vascos. Sólo se puede entender dentro de la política miope de ir contra todo lo que supone avance y acuerdo”.

Y contra Rivera

A la votación en el Congreso ha asistido también quien ha negociado con Hacienda la renovación de ambas leyes, el consejero vasco del ramo, Pedro Azpiazu, que ha agradecido el apoyo recibido y ha rechazado también las críticas.

Como las de Albert Rivera, del que ha dicho que sólo se puede entender su posición “tan falsa” porque “mira a Cataluña”: “Pero si quiere el señor Rivera, seremos capaces de explicarle las características del concierto y que nada de lo que ha comentado es real”.