Menú Buscar
Joseba Egibar, portavoz del PNV, y José Antonio Pastor, del PSE, en la ponencia del Parlamento vasco / EFE

El PNV defiende ahora un estatus confederal para Euskadi

Los nacionalistas proponen modificar el Estatuto de autonomía, el único en el que aún no se han hecho cambios

4 min

El PNV propone un Nuevo Estatus Político para Euskadi para conseguir una relación "bilateral" con el Estado de "naturaleza confederal", que tanto el PSE-EE como el PP rechazan y que incluso los populares ven que "desborda" la Constitución.

La ponencia del Parlamento vasco creada para analizar la actualización del autogobierno mantuvo ayer una reunión en Vitoria en la que los grupos plantearon sus propuestas de bases para reformar el estatuto de autonomía, el único de todas las comunidades que no ha sido reformado.

EH Bildu, adelantado

Hasta ahora solo se conocía el documento de EH Bildu, en el que propone un nuevo estatus político que dé a Euskadi más competencias, limite las del Estado y sea votado por la ciudadanía vasca.

La coalición reclama "el reconocimiento expreso al derecho a decidir" y un procedimiento concreto y eficaz para su "materialización efectiva".

Relación bilateral

El planteamiento de Nuevo Estatus Político peneuvista propone que "formalice una nueva forma de vinculación con el Estado español", articulada en "exclusiva a través de los derechos históricos que reconoce y ampara la disposición adicional primera de la Constitución" y que formalice una "relación singular y bilateral basada en el pacto" ambas partes.

Sería "la formulación jurídico-positiva de un ejercicio pactado del derecho democrático de la ciudadanía vasca a decidir su estructura política y su régimen de convivencia".

"Estado foral"

El PNV ha llegado a proponer incluso varias posibilidades para denominar al nuevo sujeto político, como Comunidad Foral Vasca, Comunidad Nacional Vasca, Estado Autónomo Vasco y Estado Foral.

El portavoz de este grupo, Joseba Egibar, ha precisado que el objetivo de su propuesta es "situar al autogobierno fuera del título octavo de la Constitución", el que determina la ordenación territorial del Estado.

Inconstitucional

José Antonio Pastor, portavoz parlamentario del PSE-EE, socio de gobierno del PNV, no ve "recorrido suficiente" a esta propuesta de los nacionalistas, ya que la disposición adicional de la Constitución "ratifica que la soberanía reside en el conjunto del pueblo español" y porque "la doctrina constitucional establece que desde un estatuto de autonomía no se puede modificar" la Carta Magna.

Elkarrekin Podemos no ha opinado aún sobre la propuesta del PNV, pero ha defendido sacar del debate sobre el nuevo Estatuto el derecho a decidir y abordarlo en un foro paralelo que sirva para articular un pacto o ley de claridad, como la canadiense, en relación a la norma aprobada por el Parlamento de Canadá para regular las condiciones de un referéndum de secesión de Quebec.

Apelación a Urkullu

El portavoz del PP en el Parlamento Vasco, Borja Sémper, considera por su parte que las propuestas de los partidos nacionalistas "desbordan el ordenamiento constitucional" y pretenden que "España y las leyes españolas dejen de tener vigencia en Euskadi".

Ha reclamado al lehendakari, Iñigo Urkullu, que "intervenga y pare este despropósito" que, ha considerado, tiene el mismo cariz que el proceso soberanista de Cataluña.

La portavoz de EH Bildu, Maddalen Iriarte, acoge con "optimismo" la propuesta del PNV, aunque advierte que no quieren ver en este partido "pasos atrás en sus posiciones sobre el derecho a decidir".