Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Josu Erkoreka, consejero de Seguridad del Gobierno vasco, en una comparecencia / EP

El PNV se desmarca del 'caso DYA' originado en Cataluña

Los jeltzales sostienen que el ex alto cargo del Gobierno vasco investigado por malversación "no tiene nada que ver" con la labor el Ejecutivo

3 min

El PNV ha tratado hoy de desvincular el Gobierno vasco del caso DYA, en el que se investiga presunta malversación en la oenegé de transporte sanitario originada en Cataluña. Lo ha verbalizado el vicelehendakari y consejero de Seguridad, Josu Erkoreka, sosteniendo que la presuntas irregularidades atribuidas a Fernando Izagirre, ex director de Emergencias del Ejecutivo, son una "cuestión privada". 

Lo ha dicho Erkoreka en el Parlamento vasco en respuesta a una interpelación del PP, en la que ha asegurado que Izagirre "reunía objetivamente las condiciones adecuadas" para hacerse cargo de la Dirección de Emergencias que ahora ha dejado por las presuntas anomalías, ha avanzado El Correo. El consejero ha insistido en que lo que se investiga no guarda relación con el Gobierno regional, y se circunscribe a la etapa anterior y al ámbito privado. 

"Actividades anteriores"

El mismo miembro del Ejecutivo ha precisado que lo que está sub judice se trata de "actividades anteriores" de Izagirre, en referencia a su etapa al frente de la DYA de Bizkaia entre 2016 y 2021. 

Erkoreka ha subrayado que cuando se nombró al ex alto cargo, éste presentaba una "trayectoria dilatada que no siempre se produce". No obstante, el Gobierno vasco le ha cesado para "salvaguardar el buen nombre" del equipo del lehendakari Íñigo Urkullu

PP: "Dilatada trayectoria en el PNV"

Las explicaciones del consejero no han convencido a la oposición. Laura Garrido, del PP, ha enfatizado que Izagirre tenía en efecto una "dilatada trayectoria", pero "en el PNV". La secretaria general de la formación y parlamentaria por Álava ha señalado también que Izagirre "pudo haber sido alcalde de Galdakao" por los jeltzales, puesto que ganó las elecciones municipales. 

A renglón seguido, Garrido ha reiterado que el Gobierno vasco "minimiza lo sucedido" por la trayectoria política del investigado. 

Cataluña: epicentro

Aunque la polémica​​​​​​​ se centra en el País Vasco, el epicentro subyacente de la misma es Cataluña. Ello es así porque el procedimiento judicial que se sigue en esta región pivota sobre irregularidades en la gestión del centro Can Padró, situado en Sant Vicenç de Castellet (Barcelona), que gestiona la DYA vasca. 

Se cree, porque así lo ha denunciado la actual cúpula de la oenegé y lo sospecha Fiscalía, que el recinto catalán sirvió para cerrar operaciones comerciales que beneficiaron a Izagirre y perjudicaron al conglomerado social. Todo ello se deberá probar en sede judicial.