Menú Buscar
Imagen de archivo de una sesión plenaria del Parlamento de Cataluña / EUROPA PRESS

Pleno de final de curso del Parlament

La mayoría trata de imponer el trámite exprés con el que quiere sorprender al Gobierno central en la tramitación de las leyes de desconexión

5 min

El pleno del Parlamento catalán que empieza este martes aprobará con los votos de JxSí y la CUP la reforma del reglamento de la Cámara que permitirá que los grupos parlamentarios puedan impulsar leyes por la vía de la lectura única, el procedimiento de máxima urgencia que acorta los plazos del debate y restringe la presentación de enmiendas.

La oposición alerta que JxSí y la CUP quieren con esta reforma aprobar por la vía 'exprés' las conocidas como leyes de desconexión para materializar la independencia y que, además, lo quieren hacer así para dar el mínimo margen posible al Gobierno central para impugnarlas.

Sin consenso

Hasta ahora en el Parlamento se podrían tramitar por lectura única, por un lado, las leyes del Govern y, por el otro, las leyes que presenten los partidos siempre que aprobarlas por el trámite de urgencia tuviera el consenso de todos los grupos de la Cámara.

Con esta reforma, JxSí y la CUP se aseguran poder presentar leyes por este procedimiento solo con sus votos y pese al rechazo del resto de grupos de la Cámara, lo que ha generado indignación entre los partidos de la oposición no independentistas.

También en otras cámaras

JxSí y la CUP defienden que este tipo de lectura única se regula en muchas otras cámaras del Estado, entre ellas el Congreso, mientras que el PP ya ha anunciado que llevará la reforma del reglamento al Tribunal Constitucional si se aprueba.

El plenario empieza hoy y finalizará el viernes, una duración más larga --normalmente son dos días-- ya que se trata del conocido como pleno escoba, el último antes de las vacaciones parlamentarias en el que se incluye el debate de más normas de lo que es habitual.

Tres leyes

El orden del día incluye el debate final de tres leyes: la de cambio climático; la de comercio, servicios y ferias, y la proposición de ley del código tributario, esta última ha generado polémica porque busca sentar las bases de una futura hacienda catalana que recaude y gestione todos los impuestos de los catalanes.

En este pleno también se celebrarán dos debates de totalidad para decidir si se admiten a trámite la ley de segunda actividad de bomberos y policías, y la ley sobre espacios agrarios; además, se decidirá si se envía una propuesta de ley al Congreso para despenalizar la eutanasia.

Puigdemont dará cuentas

Los puntos fuertes del pleno se concentrarán el miércoles: ese día se aprobará la reforma del reglamento por la tarde y, antes, sobre las 12 horas, el presidente, Carles Puigdemont, comparecerá ante la Cámara para explicar los cambios que ha introducido en su Govern.

Puigdemont relevó a tres consellers y al secretario del Govern y el artículo 23.3 de la Ley de la Presidencia de la Generalitat le obliga a ir a la Cámara catalana "para rendir cuentas de la estructura y la composición que adopta el Govern cuando se constituye y también en las modificaciones posteriores".

Sopresa para el 15 de agosto

Este será el último pleno del periodo de sesiones y el Parlament estará cerrado entre el 1 y el 15 de agosto, cuando retomará su actividad.

Normalmente las vacaciones parlamentarias eran entre el 1 de agosto y el 31, pero la reforma el del reglamento las acorta dos semanas, lo que la oposición también ve como una maniobra para que JxSí y la CUP tramiten entonces las varias leyes soberanistas que están preparando.

Destacadas en Política