Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Inicio de la manifestación de la Diada en la Diagonal / EFE

Pisarello, el número dos de Ada Colau, acude a la 'mani' de la ANC

El primer teniente alcalde de Barcelona abona la ambigüedad de los comunes y asiste con un lazo amarillo a la protesta por la separación en la Diagonal

3 min

Gerardo Pisarello, el número dos de la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, sí ha acudido a la manifestación independentista de la Diada de Cataluña hoy martes, 11 de septiembre. El primer teniente de alcalde y concejal de Barcelona en Comú (BComú) se ha desmarcado de la munícipe con el pretexto de sus "convicciones republicanas, sociales y democráticas".

En un tuit en su cuenta oficial de Twitter, el edil ha indicado que "por convicciones republicanas, sociales y democráticas. Por un país sin presos políticos y exiliados. Y para dejar claro a los Rivera y Casado de turno que su política de odio y enfrentamiento no prevalecerá. Esta Diada de 2018, volvemos a la calle", ha manifestado el concejal.

Tras ello, se le ha visto en el llamado tramo cero de la movilización con un lazo amarillo en la solapa, saludando a los familiares de los independentistas presos por organizar y ejecutar el procés en Cataluña.

Colau: "Refuerza la vía unilateral"

La presencia del también responsable económico del Ayuntamiento de Barcelona contrasta con la ausencia de la primera edil de la Ciudad Condal, Ada Colau, que anunció días atrás que no acudiría la marcha "porque refuerza la vía unilateral" hacia una supuesta independencia de Cataluña.

La munícipe recordó que Catalunya en Comú (CatComú), la referencia de los comunes en el Parlamento catalán, "están muy en contra de esa vía unilateral", aunque admitió que "hay más motivos para estar que para no estar". Bajo su punto de vista, "la posición del Gobierno ha hecho aumentar el número de independentistas", opinó en una entrevista en La Sexta a finales de agosto.

La ambigüedad de los comunes

La posición de Gerardo Pisarello contrasta con la de la líder del segundo mayor consistorio de España, que ha jugado deliberadamente a marear la perdiz. Si bien informó de que no acudiría a la manifestación independentista que organiza la Assemblea Nacional Catalana (ANC), Colau se ha puesto esta mañana un lazo amarillo en la ofrenda floral a la estatua de Rafael de Casanova, uno de los actos oficiales de la Diada.

Asimismo, la primera edil ha pedido la libertad de los independentistas que están en prisión preventiva por organizar el referéndum ilegal de secesión del 1 de octubre de 2017 y la posterior declaración unilateral de independencia (DUI) frustrada. En este punto sí ha coincidido con su escudero, que ayer visitó al activista Jordi Cuixart, expresidente de Òmnium Cultural, actualmente en cárcel preventiva acusado de sedición.

Destacadas en Política