Menú Buscar
El primer teniente de alcalde de Barcelona, Gerardo Pisarello / CG

Pisarello culpa a Gobierno y Generalitat de su fracaso en vivienda social

El primer teniente de alcalde de Barcelona admite que el gobierno municipal sólo ha iniciado seis promociones de pisos públicos al año

21.05.2018 13:28 h.
3 min

Gerardo Pisarello, primer teniente de alcalde de Barcelona, ha culpado hoy lunes, 21 de mayo, a Gobierno y Generalitat del fracaso del Ayuntamiento en materia de vivienda social.

El número dos de la alcaldesa de la Ciudad Condal, Ada Colau, ha admitido que BComú apenas ha iniciado 13 promociones de vivienda pública en 2016 y 2017, cifra que sitúa la acción municipal en este campo en seis bloques cada año. El guarismo queda lejos del ritmo de construcción que prometió Colau durante la campaña electoral de 2015, cuando aseguró que si alcanzaba el gobierno municipal construiría 4.000 pisos protegidos en cuatro años de mandato.

Culpas: "Contexto, Gobierno y Generalitat

Pisarello ha repartido culpas a tres bandas para justificar el incumplimiento de la promesa electoral. Por un lado, ha subrayado que las promociones públicas "se han iniciado en un contexto difícil". El primer teniente de alcalde ha añadido que Gobierno y Generalitat de Cataluña "no han hecho lo que correspondía" en este campo, lo que habría lastrado las políticas de BComú. A renglón seguido, ha conminado al Govern que forme el nuevo presidente catalán, Quim Torra, a que "acompañe" al Ayuntamiento de Barcelona en este cometido.

En paralelo, el electo ha justificado la obra municipal en materia de vivienda protegida argumentando que el parque "se reforzará un 20%" a final de mandato, en 2019. También ha puesto de relieve los "4.500 pisos en marcha" con los que cuenta la ciudad ahora mismo.

Triunfalismo: "Hemos cumplido"

Además de justificar el pinchazo de BComú en el campo de la vivienda social, el concejal responsable del área de Economía ha aseverado que el Ejecutivo local que comanda "ha cumplido el 71% de su programa electoral". Pese a sonoros reveses como la multiconsulta, el tranvía o el operador funerario municipal, Pisarello ha hecho un "balance satisfactorio" porque, bajo su punto de vista, "los grandes acuerdos ya se han conseguido".

Entre estos grandes pactos de ciudad ha citado el nuevo Espai Barça, la llegada del Metro al barrio de la Marina y la Zona Franca y el cierre de la cárcel Modelo, pese a que esta última era una competencia autonómica.

¿Quiere hacer un comentario?
Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Más información