Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
La marcha de la Intersindical del Primero de Mayo en Barcelona / Cedida

'Pinchazo' de la Intersindical tras la crisis interna

El sindicato independentista concentra a pocos centenares de fieles después de encajar una rebelión de su sector de enseñanza pública

2 min

Discreta asistencia a la manifestación de la Intersindical en motivo del Primero de Mayo, el Día Internacional del Trabajador, tras la crisis interna que se saldó con la dimisión de casi todo su brazo en la enseñanza pública, activistas que sopesan ahora constituirse en corriente crítica. 

Según la información recogida por agencias y las propias fotografías compartidas por la plataforma independentista, apenas unos centenares de fieles han seguido a la asociación laboral en una marcha que ha reinvindicado Más trabajo, más salario, más pensiones y más servicios públicos. La protesta ha sido mucho menos masiva que la de los sindicatos mayoritarios e incluso que la de CGT, que ha reunido a unas 300 personas, según Europa Press. 

Crisis interna

La discreta manifestación tiene lugar después de que diversos conflictos sacudan la operativa de Intersindical, una plataforma que se agigantó con la fase más intensa del procés independentista en Cataluña. El primero fue la purga de parte de su brazo sanitario en plena pandemia, como informó este medio

La segunda, la implosión del brazo educativo por diferencias con la dirección que lidera Sergi Perelló. Los sindicalistas plantean ahora constituirse en sector crítico para refundar la entidad. 

El salario, protagonista

La escenificación de las diferencias internas se ha producido en un Primero de Mayo en el que las centrales mayoritarias han subrayado sus demandas sobre la recuperación del poder adquisitivo por medio de la revalorización de los salarios. 

CCOO y UGT han centrado sus demandas en la remuneración de asalariados, castigada por la elevada inflación que ha azuzado la guerra en Ucrania.