Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Reunión del conseller de Economía, Jaume Giró, con el Comité Ejecutivo de Pimec / EUROPA PRESS

El Govern elige a Pimec como socio preferente para presentar los presupuestos

El consejero de Economía se verá este miércoles con CCOO y, posteriormente, con UGT y Foment, aunque aún no hay fecha cerrada

3 min

El consejero de Economía, Jaume Giró, ha elegido a Pimec como socio preferente para presentar los presupuestos de la Generalitat para el 2022, coincidiendo con el comité ejecutivo de la patronal. Ha iniciado así la ronda de presentaciones a los agentes sociales que seguirá este miércoles con CCOO y, posteriormente, con UGT y Foment del Treball, aunque aún no hay fecha cerrada, según ha podido saber Crónica Global

La patronal de pymes ha explicado en un comunicado que han trasladado al conseller "la necesidad de explorar mejoras fiscales que favorezcan la inversión y la competitividad de las pymes y de los autónomos". También creen relevante dotar al "sistema fiscal catalán de mayor estabilidad y seguridad jurídica", uniformizando y que aclare los criterios de aplicación y evite la judicialización de las diferencias de origen tributario. 

Fondos europeos Next Generation

Por su parte, Giró ha dicho que trabajará para que los fondos europeos Next Generation lleguen a las empresas medianas y pequeñas y a los autónomos. Asimismo, ha reiterado que los presupuestos que hoy ha aprobado el Consell Executiu y que ha presentado en el Parlament son "los más elevados de la historia", con un incremento del gasto de 5.600 millones de euros. 

Sin embargo, los partidos de la oposición no consideran que estos sean unas buenas cuentas públicas para Cataluña. 

La oposición critica los presupuestos

Desde el PSC, Alicia Romero cree que son "inciertos" y que "llegan tarde" si se tiene en cuenta que no cuentan con una mayoría parlamentaria para aprobarlos y que dependen de la asamblea que la CUP celebrará el próximo fin de semana.

Aun así, el principal partido de la oposición ha vuelto a "tender la mano" al gobierno catalán para aprobar las cuentas que son "imprescindibles" para superar la crisis económica, sanitaria y social. Por ahora, el Govern mantiene a los antisistema como socios preferentes en la negociación para no dar la imagen de una ruptura de la unidad indepenentista que cada vez es más visible.