Menú Buscar
Núria de Gispert, la expresidenta del Parlament / EFE

Piden el cese de Núria de Gispert como Defensora del Mutualista

Un total de 34 mutualistas han dirigido una carta al presidente de Alter Mutua de los Abogados, José-Félix Alonso-Cuevillas (hermano del abogado de Puigdemont) contra la expresidenta del Parlament

3 min

Ni es honorable ni digna. Un total de 34 mutualistas han pedido el cese de Núria de Gispert como Defensora del Mutualista en una carta enviada al presidente de Alter Mutua de Previsión Social de los Abogados de Cataluña, José-Félix Alonso-Cuevillas (hermano del abogado de Carles Puigdemont). El motivo son los escritos despectivos que la exconsejera de la Generalitat dedica en las redes sociales a dirigentes políticos no independentistas.

“Los mutualistas firmantes hemos tenido conocimiento de que la Defensora del Mutualista, Núria de Gispert, ha realizado numerosas declaraciones pública las que, más allá del legítimo ejercicio de la libertad de expresión, constituyen un discurso del odio continuo y sistemático que tanto perjudica a la convivencia y resultan absolutamente impropias del cargo que ocupa”, aseguran en su carta, a la que ha tenido acceso Crónica Global.

carta mutualistas

carta mutualistas sigue

Destacan los firmantes sus escritos en Twitter. “(A Carme Chacón) Vuelve a Miami, que (allí) estabas muy bien”. “(Al PSC) No da ni pena, da asco”, “(a la diputada Inés Arrimadas) Vete a Cádiz, inepta, ignorante, garrulla, choni”.

"Manifestaciones xenófobas e insultantes"

Consideran que “la persistencia y la gravedad de las manifestaciones realizadas por la señor Gispert, que cabe calificarlas de xenófobas e insultantes, hacen que sea una persona absolutamente inidónea para ocupar el cargo de Defensora del Mutualista”.

La conducta de la expresidenta del Parlament --que recientemente fue reprobada por la Cámara catalana--, dicen, “perjudica a la Mutua, denigra el cargo que ocupa, desprestigiándolo y vulnera los más elementales valores éticos sobre los que se ha construido el mutualismo, que son la solidaridad, la empatía con los demás y el respeto mutuo”. Añaden que “son absolutamente contrarias a lo esperado de una persona honorable y de prestigio”, requisitos que, recuerdan, exigen las normas de la institución. “No podemos pertenecer a una mutua en la que, por acción u omisión, no se defiendan los valores de la pluralidad, la libertad y la defensa de todos los ciudadanos y, consecuentemente, no se exija igualmente de forma rotunda a todos sus cargos”.

Por ello, exigen que la Junta Directiva de la Mutua procesa a cesar inmediatamente a la señora Núria de Gispert de dicho cargo y se nombre a otra persona que sí reúna estos requisitos”.