Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Una de las múltiples tiendas Decathlon ubicadas en España, marca para la que piden boicot por negarse a una camsieta de la ANC /CG

La secretaria general de Universidades llama al boicot a Decathlon por negar una camiseta de la ANC

Los usuarios se lanzan contra la marca y denuncian que sus trabajadores no utilizan el catalán para atender a los clientes

2 min

La secretaria general de Universidades, Esther Morales, ha llamado al boicot a Decathlon porque, según ella, se ha negado a imprimir un estampado de la ANC para una camiseta por ser "una imagen ideológica". 

A través de las redes sociales, ha denunciado a la empresa de productos deportivos: "Que sepáis que se han negado a imprimir esta foto en una camiseta y ni os podéis imaginar el trato y la mala educación. ¡No volveré!".

Mensaje de la secretaria general de Universidades, Esther Morales / TWITTER
Mensaje de la secretaria general de Universidades, Esther Morales / TWITTER

Señalan al local

Las respuestas de usuarios independentistas no han tardado en llegar. Algunas de ellas, señalando directamente el establecimiento que, según apuntan, se encuentra en Sant Pere de Ribes

Pero han ido más allá. Y es que también han denunciado que en algunas tiendas de la marca no utilizan el catalán para atender a sus clientes. "En Decathlon tuve que poner una reclamación oficial. Ninguna atención en catalán de los trabajadores". Así como tampoco han faltado insultos: "Son unos fascistas y catalanofóbicos. En Decathlon de Platja d'Aro no te atienden nunca en catalán, ni te entienden. Yo decidí no volver más", agregan. 

La CUP carga contra un restaurante de Vic por no tener una carta en catalán, pero se trata de una acusación "falsa" / STREET VIEWS
La CUP carga contra un restaurante de Vic por no tener una carta en catalán / STREET VIEWS

No es la primera vez que el independentismo carga contra locales por la lengua que utilizan sus trabajadores o por el idioma que aparece en la carta. Ocurrió hace unos meses con el restaurante Vicio o en un bar de Vic, bajo el liderazgo de la llamada ONG del catalán Plataforma per la Llengua.