Menú Buscar
Baltasar Picornell (Podemos) es el nuevo presidente de la Cámara balear / EFE

Balti, el polémico y radical presidente de la Cámara balear

El recién elegido Baltasar Picornell, de Podemos, es carpintero, republicano y enemigo del turismo "depredador"

5 min

Carpintero y mecánico de profesión, el recién elegido presidente del Parlament balear, Baltasar Picornell, de Podemos, no deja indiferente a nadie. "Hoy, un carpintero metálico es la segunda autoridad de las illes Balears", se ha pronunciado sobre él el secretario de organización de la formación morada, Pablo Echenique. Febril activista, defensor a ultranza de los valores de la República, animalista, feminista y enemigo de la explotación turística de las islas, se define como una persona "normal y corriente" cuya ilusión --porque para eso accedió a la política-- es "poder cambiar el sistema".

Diputado raso de Podemos hasta este martes, Balti, tal y como le llaman los más cercanos y se da a conocer en las redes sociales, ha sido proclamado máximo representante de la Cámara autonómica. Su victoria se ha producido tras obtener los 34 votos a favor de Podemos, PSIB, MÉS y Gent per Formentera (GxF), 20 en contra del PP, y la abstención de Ciudadanos y Proposta per les Illes (PI).

Devoto de Fidel Castro

Procedente del municipio de Felanitx, con 39 años a sus espaldas, pelo largo y piercings, Picornell no duda en hacer visibles profundas críticas contra la estructura de poder del sistema democrático, a quienes gobiernan y a quienes les secundan. "Ni la muerte del dictador acabó con la dictadura fascista. Aún hoy el franquismo sociológico continúa bien arraigado en el Estado español", es una de las reprobaciones que vierte en sus perfiles de Facebook y Twitter. A la muerte de Fidel Castro, se despidió con un rotundo "¡Hasta siempre Comandante! ¡Socialismo o Muerte! ¡Patria o Muerte! ¡Venceremos!"

Las políticas actuales del PSOE tampoco se salvan. De hecho, Picornell recuerda en sus redes una de las consignas del fundador del partido, Pablo Iglesias: "El abstencionismo político obrero es la muralla que mejor resguarda los privilegios de la burguesía". "Cuestión de principios, si realmente queda alguno en quienes hoy se denominan socialistas", apostilla Picornell. También tiene palabras que poner, de forma irónica, en boca Felipe González: "Yo colaboré para que España entrara en la OTAN, para crear los GAL y, ahora, para que el PSOE dé el giro a la derecha".

‘Sin siglas y sin bandera’

Miembro de Unitat Cívica per la República, afirma no tener claro "de dónde vengo, quién soy y los ideales que represento". Pese a ello, y al recelo que ha suscitado su nombramiento en diversos ámbitos, asegura que esta nueva andadura en la Cámara supondrá el inicio de "un nuevo reto" en el que representará "todas las siglas del Parlament". "El 15M me ha enseñado a ser imparcial y uno de los lemas que se coreaban era sin siglas y sin bandera".

Los empresarios turísticos de las islas pondrán el punto de mira en el parlamentario de Podemos, quien critica severamente que el archipiélago "esté a rebosar de turismo depredador agotando nuestros recursos". De paso, critica el papel de la monarquía en este sentido: "Siempre hemos escuchado la leyenda de que la familia borbónica nos hace de aparador para llamar al turismo a la isla". "Un aparador", sostiene, "que no nos representa al ser la correa de transmisión del régimen (dictador, padre e hijo), nunca elegido por las urnas, el primero por el hecho de haber hecho un golpe de Estado con las armas, mientras que los demás, por el simple hecho de haber nacido, les han otorgado el poder divino".