Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Ada Colau (i), alcaldesa de Barcelona, con Janet Sanz (d), teniente de alcalde de Urbanismo / EP

La oposición critica la "chapuza" del plan hotelero de Colau

Ciudadanos lamenta que el Ayuntamiento de Barcelona haya perdido "tiempo y dinero"; ERC ve "incapacidad" de los comunes tras tumbar el TSJC el Peuat

3 min

La oposición de Barcelona ha criticado hoy al gobierno municipal tras dar a conocer el Ejecutivo local que el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC) ha anulado definitivamente el Peuat, el plan hotelero de Barcelona. 

La líder de Ciudadanos en el ayuntamiento, Luz Guilarte, ha detectado una "chapuza" del bipartito sociocomún. "Teníamos razón desde el principio. Ya avisamos de que era una añagaza en todos los sentidos, jurídicamente también. Lo que han hecho es perder cuatro años y dinero de todos los barceloneses", ha lamentado la concejal naranja. 

"Consenso" para un nuevo Peuat

Guilarte ha recordado que "no hay Peuat vigente en Barcelona", solo una suspensión de licencias. ¿Qué pasará ahora? "Han tenido que que volver a comenzar, a redactar un nuevo Peuat. Espero que esta vez lo hagan buscando el máximo consenso entre los grupos y el apoyo de los técnicos municipales", ha prescrito la edil. 

El objetivo debe ser, según la electa, "un proyecto que de servicio a todos y que sirva para reactivar el turismo en la ciudad". El nuevo plan hotelero debe ser "transparente" y elaborado con "el máximo consenso", por cuanto regulará "un tema importante". Guilarte llama a "no perder más el tiempo en proyectos ideológicos y sectarios", en referencia al cerrojazo hotelero anulado. 

ERC: "Incapacidad del gobierno municipal"

Por su parte, ERC ha emitido una nota en la que señala que la anulación del Peuat por parte del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña "representa un nuevo ejemplo de la incapacidad del gobierno de comunes y PSC para ofrecer respuestas adecuadas y bien hechas para la ciudad". Según los republicanos, Barcelona "necesita un nuevo Peuat bien articulado y bien acompañado de estudios e informes que lo sostengan". 

Esquerra se ofrece a "conseguir un buen Peuat", pero constata que "quien tenía que hacer su trabajo no lo hizo bien". En clave de futuro, los independentistas llaman a no entrar en una "batalla judicial" con el sector hotelero, al que "apoyan". El partido que lidera Ernest Maragall sostiene también que "el gobierno municipal anuncia a menudo medidas con fuegos artificiales mediáticos pero que transforman poco". Ejemplos de ello serían el dentista municipal o la fallida funeraria pública.