Menú Buscar
Beatriz Silva (PSC), Nacho Martín (Ciudadanos), Eduard Pujol (JxC), Jaume Barberà (Catalunya en Comú) y Marisa Xandri (PP), de izquierda a derecha y de arriba abajo, son periodistas que han dado el salto a la política / CG

De periodista a candidato electoral

Profesionales de la información explican a 'Crónica Global' los motivos que les llevaron a dar el salto a la primera línea política

5 min

Todos los partidos catalanes que se presentan a las elecciones del 21D llevan en sus listas a periodistas. Algunos lo hacen como independientes, como es el caso de Beatriz Silva (PSC), Nacho Martín (Ciudadanos), Eduard Pujol (Junts per Catalunya) y Jaume Barberà (Catalunya en Comú). Otros militan en el partido, como Marisa Xandri (PP).

Siempre ha existido una frontera difusa entre periodismo, activismo y política. Y existen muchos precedentes de periodistas que desembarcaron en la política, como Pilar Rahola (ERC y después PI), Ángeles Caso (Podemos) y David Fernández (CUP). Pero el convulso proceso secesionista ha favorecido que algunos profesionales de la comunicación hayan decidido dar el salto cuando nunca se habían imaginado que podrían ser candidatos en una lista electoral. Y menos entre los primeros puestos.

Una de las sorpresas de estas elecciones es el fichaje de Beatriz Silva (Chile, 1969) como número 4 de la lista del PSC. Es periodista, pero ya era activista y feminista antes de ser candidata.

Así explica su decisión de pasar a la primera línea política. “Creo que vivimos un momento excepcional y que es necesario trabajar por una alternativa que se aleje de los dos extremos. No podemos seguir así por más tiempo, ahondando la actual crisis política, económica y social”. “Debemos ser capaces de formar un gobierno que se preocupe de todos los problemas de los ciudadanos, no sólo de independencia sí o no. Y creo que la opción que mejor refleja esa alternativa es el PSC”, dice.

"Fue una sorpresa para mí"

Confiesa que “nunca” imaginó que iba a formar parte de una candidatura y fue una sorpresa que le ofrecieran estar en un lugar destacado porque “nunca” lo buscó ni pensó que podía ser una opción. Pero está “muy contenta de tener la posibilidad de poder trabajar desde el Parlament y también de estar en una lista claramente federalista y feminista”.

Nacho Martín Blanco (Barcelona, 1982) es el número 6 de la lista de Ciudadanos. Periodista y politólogo, es un asiduo de las tertulias televisivas. “Para mí ha sido algo natural dar el salto a la política. Al participar en debates me sentía implicado en la cosa pública. Siempre me he sentido responsable de mis opiniones y creo que las he defendido sin estridencias y sin confrontaciones gratuitas”.

Considera que “en el momento actual es necesario recuperar la conciliación y la convivencia”: “Por eso creía necesario dar ese paso a la política”.

Forjado en la tertulia política

Hacía tiempo que Martín tenía buenas relaciones con Ciudadanos, especialmente con el diputado en el Congreso Juan Carlos Girauta y con la líder de Ciudadanos en el Ayuntamiento de Barcelona, Carina Mejías. “Siempre me decían que yo podía hacer un buen papel en el partido. Hasta que un día me llamó directamente Inés (Arrimadas). Me identifico con su estilo. Creo que respeta la pluralidad, es contundente en el fondo y suave en las formas”.

Marisa Xandri (Vic, 1973) es cabeza de lista del PP por Lleida. Es licenciada en Ciencias de la Información por la Universidad de Navarra. Había ejercido su profesión en diferentes medios de comunicación hasta que dio el salto a la política. A diferencia de Silva y Martín, ella es militante del PP. “El trato con la gente, el contacto con los ciudadanos y la preocupación por sus problemas son los motivos por los que decidí dar el salto del periodismo a la política”, explica a este medio.

“Tuve la gran suerte de que, en 2010, la entonces cabeza de cartel, Dolors López, en el PP de Lleida me propusiera ir de número dos en las listas de las elecciones autonómicas”. La sorpresa, dice, es que obtuvieran “unos excelentes resultados en Lleida” que le permitieron entrar en el Parlament.