Menú Buscar
La secretaria general del PSOE-A, Susana Díaz, y el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez / EFE

Pedro Sánchez y Susana Díaz compartirán un mitin como aperitivo de precampaña

El presidente del Gobierno viajará a Sevilla el sábado para respaldar al alcalde de la ciudad, con un posible adelanto electoral en el ambiente

13.02.2019 19:18 h.
2 min

Si el viernes se cumplen los pronósticos y el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, consuma el adelanto electoral, el sábado tendrá lugar el primer mitin de precampaña, y será junto a la que fue su rival por la secretaría general del PSOE y líder de los socialistas andaluces, Susana Díaz.

Capricho del destino, ambos dirigentes coincidirán en Sevilla para apoyar la reelección de Juan Espadas a la alcaldía de la ciudad. Sin embargo, lo hacen en un momento de dificultad política. Sánchez, tras el rechazo del Congreso a los Presupuestos Generales del Estado, y Díaz, después perder la Junta de Andalucía tras 36 años de gobiernos socialistas.

Hostilidad tras las andaluzas

Si tras el consejo de ministros de este viernes Sánchez llama a las urnas el 28 de abril, el acto del sábado servirá como entrante a la precampaña. Además, será el termómetro para medir la hostilidad entre el líder del PSOE y la baronesa de una de las federaciones más potentes tras la debacle andaluza.

Especialmente cuando el secretario de Organización de los socialistas, José Luis Ábalos, lanzó un dardo a Díaz tras la derrota electoral del 2 de diciembre, al asegurar que desde la Ejecutiva contribuirían a la “necesaria regeneración de nuestro proyecto en Andalucía”.

Mitin en clave andaluza

De hecho, la última vez que Sánchez y Díaz estuvieron juntos fue en Marbella (Málaga) con motivo de la campaña electoral andaluza. Una cita que fue adelantada por la entonces presidenta de la Junta ante su ruptura con Ciudadanos.

Así, es previsible que en el acto del próximo sábado Sánchez haga un mitin en clave andaluza para advertir de la posibilidad de que se reedite en el Congreso el mismo pacto de las derechas que desalojó a Díaz de la Junta.