Menú Buscar
Susana Díaz (i) y Pedro Sánchez (d), en un acto electoral del PSOE en Sevilla.

Pedro Sánchez quiere aplazar 'sine die' el congreso del PSOE

La ejecutiva socialista congela el cónclave y cierra el paso a una eventual candidatura de Susana Díaz para hacerse con la secretaría general

Redacción
3 min

La dirección del PSOE trata por todos los medios de aplazar el 39 congreso del partido para evitar que el liderazgo de Pedro Sánchez sea puesto en cuestión, lo que sin duda va a provocar nuevas tensiones entre la ejecutiva actual y los barones.

La ejecutiva asegura que algunas organizaciones territoriales lo han pedido para que no interfiera en el proceso de formación del nuevo Gobierno. La idea consiste en no celebrar el cónclave hasta que se haya formado el nuevo Ejecutivo.

Comité federal extraordinario

Sánchez reúne este martes a su comisión ejecutiva para convocar de forma extraordinaria al comité federal el sábado y allí aprobar el aplazamiento del 39 congreso del partido, que estaba previsto para los días 21 y 22 de mayo.

Después de semanas de incertidumbre sobre el mantenimiento del cónclave según lo previsto, Ferraz ha consultado este lunes a las federaciones y ha constatado que existe consenso sobre la conveniencia de aplazarlo.

Negociaciones pare formar Gobierno

Si se hubiera mantenido según lo aprobado el pasado 30 de enero, las candidaturas a la secretaría general debían haberse presentado entre los días 11 y 14 de abril, en plenas negociaciones para la formación de Gobierno.

Con esta decisión, Ferraz sostiene que el PSOE pone "primero los tiempos de España y luego, los del partido". Ahora, recalcan, lo importante es continuar con los esfuerzos de que el país tenga un gobierno estable.

Además, fuentes de la dirección consultadas por Europa Press han subrayado que este aplazamiento se ajusta a lo que ha defendido Ferraz "desde el principio".

Viene de lejos

Un día después de las elecciones del 20 de diciembre, la dirección ya apuntó que el congreso --que debía haberse celebrado en febrero, cuatro años después del último-- tendría que retrasarse hasta que se resolviera la gobernabilidad de España.

La fecha de este cónclave elevó a máximos la tensión entre Ferraz y las federaciones críticas, que querían mantener los plazos previstos estatutariamente. Sobre todo con unos resultados tan malos.

Consulta a la militancia

Después, cuando la dirección propuso hacerlo en junio, pidieron su adelanto y finalmente se fijó para los días 21 y 22 de mayo, con una consulta previa a la militancia, en el caso de que hubiera más de un candidato a la secretaría general, el 8 de mayo.

La semana pasada, sin embargo, fuentes próximas a Susana Díaz anunciaron que la presidenta andaluza se disponía a presentar su candidatura para discutir la secretaría general a Sánchez si no había una solución de Gobierno antes del 11 de abril, el plazo para las inscripciones de los aspirantes.