Menú Buscar
Carles Campuzano y Joan Tardà, portavoces del PDeCAT y ERC en el Congreso / EFE

El PDeCAT y ERC se acercan a Sánchez y aprueban su senda de déficit

Los independentistas avalan al Gobierno y permiten la tramitación de los presupuestos, aunque al final pueda votar en contra

20.12.2018 18:09 h.
4 min

Varios respiros. El independentismo lo necesita y el Gobierno español también. Todos ganan un tiempo precioso. El PDeCAT y ERC han votado a favor de la senda de déficit para 2019 que defiende el Gobierno de Pedro Sánchez, y tienen planificado votar en contra de las enmiendas a la totalidad que se presenten para que las cuentas del próximo se puedan tramitar, al margen de si en la votación final las aprueban o no. Con la decisión del independentismo, el Congreso ha aprobado por 176 votos a favor y 168 en contra el objetivo de déficit, que, si no se modifica la ley de Estabilidad Presupuestaria, caerá en el Senado, donde el PP tiene mayoría absoluta.

Los votos a favor han hecho resurgir la mayoría parlamentaria que permitió la moción de censura contra Mariano Rajoy: los independentistas, el PNV y Podemos, junto al PSOE. Para la ministra de Hacienda, María Jesús Montero, se abre la puerta a la aprobación de los presupuestos “y se antepone el interés de las personas al rédito electoral del Gobierno”.

Cambio del independentismo

Esa aprobación supone aumentar el objetivo de déficit en 6.000 millones de euros, que se convertirán en deuda para pagar en los próximos años. Con ello el Gobierno podría aumentar las partidas de carácter social. Se trata de cinco décimas más de déficit que, en recursos, supondrá unos 2.500 millones de euros más para las autonomías y otra parte similar para la Seguridad Social.

La decisión de los partidos independentistas supone un cambio respecto al mes de julio, cuando votaron en contra de ese mismo techo de gasto. Entonces se adujo que no valía la pena si el Senado lo iba a rechazar de inmediato. Pero ahora prima un objetivo político, el de recomponer, aunque sea temporalmente, esa mayoría parlamentaria que posibilitó el acceso al poder de Pedro Sánchez, con la moción de censura contra Mariano Rajoy.

Carles Campuzano, diputado del PDeCAT en el Congreso / EFE

El diputado del PDeCAT, Carles Campuzano

Destensar el conflicto

La votación llega el mismo día en el que se reúne el presidente Sánchez con el presidente de la Generalitat, Quim Torra, y con un encuentro en paralelo entre diversos ministros del Ejecutivo con consejeros del gobierno catalán. Sánchez sigue apostando por el diálogo, aunque reciba feroces críticas de la derecha, que le acusan de venderse al “separatismo”. Lo que intenta el jefe del Ejecutivo es hacer ver que, si no puede seguir adelante, es porque los partidos nacionalistas catalanes han decidido el camino contrario, el de la ruptura. Y, en ese caso, el Gobierno español deberá tomar medidas drásticas, como anunció el propio Sánchez en el Congreso o convocar elecciones generales.

Para los partidos independentistas se trata de no tensar más la cuerda, de buscar un poco de tiempo, a la espera de lo que ocurra con el juicio a los dirigentes presos, que se iniciará a finales de enero. Sánchez y Torra se volverán a ver, brevemente, en la noche de este jueves, en la sede de Foment del Treball, con la entrega de los premios Ferrer Salat.

¿Quiere hacer un comentario?
Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Más información