Menú Buscar
El presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, y la coordinadora general del PDeCAT, Marta Pascal, en una imagen de archivo / EFE

El PDeCAT confirma su distanciamiento con la CUP y la acusa de buscar “protagonismo”

Marta Pascal asegura que la relación entre la antigua Convergència y los antisistema terminará tras el referéndum

2 min

La guerra entre el PDeCAT y la CUP continúa. La coordinadora general del partido, Marta Pascal, ha cargado este miércoles contra los antisistema. Los acusa de buscar “protagonismo” antes del 1-O y de ser “poco responsables”. Las palabras de Pascal llegan como respuesta a las declaraciones de la diputada de la CUP Mireia Boya, que aseguró el martes que el procés está muerto.

Ante esta situación, desde el PDeCAT confirman el distanciamiento con la formación antisistema; su relación terminará tras el referéndum. “Entre la CUP y el PDeCAT hay un abismo; no haremos nada conjuntamente a partir del 2-O”, ha afirmado Pascal en una entrevista en Catalunya Ràdio. La coordinadora de la antigua Convergència ha reprochado al partido su actitud durante el mes de agosto.

“Hay que aprender a callar, buscar espacios para decirnos las cosas y después anunciarlas”, ha dicho. Además de considerar el proceso independentista muerto, Boya también instó a la desobediencia y la unilateralidad”. Pascal ha esquivado las preguntas sobre desobediencia: “Nosotros haremos posible lo que nos pide la gente, que es votar el 1-O; el debate no es si desobedeceremos o no”.

Acuerdo sobre la ley del referéndum

Uno de los temas sobre los que el PDeCAT considera que tienen que dialogar con la CUP es la ley del referéndum, que todavía no se ha tramitado. Se puede llevar a cabo por medio de un decreto ley de la Generalitat o por petición de dos grupos en el Parlament, según ha recordado Pascal. Antes, hay que decidirlo junto a los antisistema.

La formación de Puigdemont también ha reprochado la actitud de la CUP ante la manifestación de este sábado para clamar contra el terrorismo tras el atentado de Barcelona. Los antisistema han decidido finalmente acudir a la protesta después de que se haya modificado el formato y el rey y Rajoy pierdan protagonismo.